Alemania






Nombre Oficial: República Federal de Alemania.
Continente: Europa.
Capital: Berlín (Fundada en el Siglo XIII).
Área (km2): 357,022.
Límites:
Norte: Dinamarca.
Sur: Suiza y Austria.
Este: Polonia y República Checa.
Oeste: Francia, Luxemburgo, Bélgica y los Países Bajos (Holanda).
Población (hab.): 80,996,685 (e. Julio de 2014).
Gentilicio: Alemán/a.
Costas (km): 2,389.
Puertos: Bremen, Duisburg, Hamburgo y Rostock.
División Política: 16 estados.
Unidad Monetaria: Euro.
Idioma (s): (Oficial) Alemán.
Fiesta Nacional: 3 de Octubre, Día de la Unidad.
Página Web: www.bundesregierung.de


Medio Ambiente.
Geografía: El relieve alemán es diverso y está constituido por una región de llanuras, en el norte; una región rica en pantanos y marismas; una región de montañas, en el sur; y un área de grandes mesetas en el centro del territorio. En el centro dominan las zonas montañosas bajas, en la que los macizos de Schisteel dan paso a la llanura del Alto Rin, hacia el norte. En el sur se encuentran los Alpes – una zona montañosa con paredes escarpadas – y la Selva Negra – un macizo montañoso cubierto de una gran densidad forestal –. Sobresale el monte Zugspitze, en los Alpes, que marca la frontera entre Alemania y Austria y es el punto más alto del país con 2962 msnm.
Hidrografía: Los ríos más importantes son el Rin, el Weser, el Ems, el Elba y el Oder. El lago más importante es el Constanza, o Bodensee, que comparte con Suiza y Austria.
Clima: Templado.
Recursos Naturales: Carbón, Gas, Cobre, Níquel, Uranio, Potasio, Sal, Bosques Madereros y Tierra apta para el cultivo.
Emisiones de CO2 (m.t.): 747.58 (e.2013).
Área de Bosque (por 1000 ha): 11,076 (e. 2013).
Huella Ecológica (hag.): 4.57 (e. 2012).
Biocapacidad: 1.95 (e. 2012).

Perfil Económico.
Moneda (tipo de cambio por USD): 1 euro = 1.382 USD (Abril 2014).
PIB (USD): 3.227 billones (e. 2013).
PIB per cápita (USD): 39,500 (e. 2013).
Crecimiento del PIB (%): 0.5 (e. 2013).
Tasa de Inflación (anual)(%): 1.6 (e.2013).
Desempleo (%): 5.3 (e. 2013).
Actividades Económicas: Industria basada en la producción metalúrgica, de cemento y productos químicos; en el procesamiento de alimentos y bebidas; y en el ensamblaje de automóviles de alta gama. Agroindustria basada en el cultivo de papa, trigo, cebada, remolacha azucarera, frutas y repollo; en la ganadería porcina, vacuna y ovina; y en la avicultura. El sector de servicios se basa en el turismo, la administración pública, el comercio, las finanzas y la banca.
Exportaciones (USD/f.o.b): 1.493 billones (e. 2013).
Importaciones (USD/f.o.b): 1.233 billones (e. 2013).
Productos de Exportación: Vehículos de motor, maquinaria, químicos, productos informáticos, electrónicos y farmacéuticos, y elaborados en plástico, metales y textiles.
Productos de Importación: Equipo para el procesamiento de datos, petróleo, gas, metales, productos farmacéuticos, alimentos y productos agrícolas.
Inversión (USD): 1.335 billones (al 31 de Diciembre de 2013).
Deuda Externa (USD): 5.717 billones (al 31 de Diciembre de 2013).

Historia.
En 1918, el Imperio alemán – formado en 1871 por los estados de Prusia, Baviera, Württemberg y Sajonia, y más de 22 ducados, principados y otros territorios – llegó a su fin tras las consecuencias de la Primera Guerra Mundial y de las profundas divisiones políticas, ideológicas, económicas y gubernamentales de los territorios que formaban parte de él.

Durante varios años, la economía germana fue la más dinámica de Europa, gracias al sector industrial emergente y diversificado, y al sector agrícola que, al ser propiedad de la élite germana, contó con grandes inversiones para hacerlo más productivo.

En materia de política exterior, el imperio se encontraba rodeado por tres grandes potencias que eran aliadas – Gran Bretaña, Francia y Rusia, incluidas las colonias que les pertenecían – y que se disputaban con éste el liderazgo mundial. En este contexto, nació el sentimiento nacionalista alemán y se originó la Primera Guerra Mundial, que terminó oficialmente con el Tratado de Versalles (1919), firmado entre Alemania y las naciones vencedoras – Francia, Italia, Gran Bretaña y Estados Unidos –, y por el cual aquélla reconfiguró sus fronteras tras la cesión de varios territorios, entre ellos Polonia. Así emergió la República de Weimar que, hasta 1933, enfrentó la inestabilidad económica, política y social. En aquel año, inició la revolución nazi o el Tercer Reich, cuya figura principal fue Adolf Hitler, quien se convirtió en Canciller de Alemania el 30 de Enero. Hitler promulgó la superioridad alemana – especialmente para hacer frente al Tratado de Versalles y recuperar la hegemonía alemana en Europa – a través de la exclusividad racial y social, y luchó por una Alemania unidad cuyo patrimonio cultural, económico, religioso, político y social debía ser defendido de la influencia de ‘gente de sangre inferior’ según él. Las ideas nacionalistas de Hitler condujeron a Alemania a la Segunda Guerra Mundial, conflicto que terminó en 1945.

Para entonces, el Estado alemán dejó de existir como tal, y la autoridad soberana fue ejercida por las potencias aliadas victoriosas – Francia, Estados Unidos, la URSS y Gran Bretaña –. Tras la guerra, un desacuerdo entre los aliados respecto al futuro gobierno del país determinó la creación, en 1949, de la República Federal de Alemania (RFA) en el Oeste – también llamada Alemania Occidental; de régimen capitalista – y la República Democrática Alemana (RDA) en el este – llamada Alemania Oriental; de corte comunista –.

Durante el gobierno del canciller (Primer Ministro) demócrata – cristiano Konrad Adenauer (1948 – 1961), Alemania Occidental comenzó un período de prosperidad con la ayuda económica del Plan Marshall. La soberanía de las dos Alemanias fue reconocida en 1955.

En el contexto de la Guerra Fría, la RFA se integró a la OTAN, y la RDA, al Pacto de Varsovia (de corte comunista). Las tropas extranjeras continuaron establecidas en el territorio de las dos repúblicas, que aún estaban sujetas a limitaciones en sus fuerzas armadas.  El Partido Socialista Unificado, que había surgido en 1946de la unión de comunistas y socialdemócratas, asumió el gobierno de la RDA. En Agosto de 1961. La RDA prohibió la emigración a Occidente. Para impedir este fenómeno social, cerró sus fronteras y construyó un muro en Berlín, entre la parte oriental y la occidental.

En las elecciones de 1969, con la victoria del Partido Socialdemócrata (SPD, por sus siglas en alemán), el gobierno del nuevo canciller, Willy Brandt, estableció y promovió una serie de reformas internas, de carácter social; igualmente instauró una política de ‘deshielo económico’ y diplomático respecto a Europa Oriental y la RDA. También fue partidario de la igualdad entre los dos territorios y reconoció el estatus de la RDA como nación. En 1970, se iniciaron las primeras conversaciones bilaterales entre la RFA y la RDA, cuyo resultado fue el libre acceso de los ciudadanos de la primera a territorio de la segunda.

El SPD entregó el gobierno en 1982, luego de 13 años. El 9 de Noviembre de 1989, la RDA abrió la frontera. Después de 28 años de su construcción, el Muro de Berlín fue derribado. En 1990, el Gobierno de la RDA aprobó la reunificación alemana bajo la nueva República Federal Alemana. En 1994, el conservador Roman Herzog fue elegido Presidente. En 1998, fue elegido Canciller Gerhard Schröder, quien finalizó la Guerra Fría en Europa y lideró la transformación económica, social y política de la nación. Schröder fue reelegido en 2002.
En Septiembre de 2005, Angela Merkel (de la Democracia Cristiana CDU) asumió como Canciller y se convirtió en la mandataria más joven en la historia de la unificada nación.

Alemania no escapó a la crisis financiera originada en Estado Unidos. En Octubre de 2008, el Consejo de Ministros alemán dio luz verde al decreto de ley que puso en marcha las medidas anunciadas días atrás en el marco del plan de rescate acordado en el seno de la Unión Europea para ayudar al sector financiero de la región.

El 27 de Septiembre de 2009, la canciller Ángela Merkel fue reelegida. Durante la primera década del nuevo siglo, Alemania siguió siendo la nación líder en Europa, y su ejercicio en acuerdo con las demás naciones de la zona euro fue clave para la estabilidad que aún gozaba el continente europeo.

El 30 de Mayo de 2010, el presidente Köhler renunció a su cargo, luego de haber afirmado que la participación de las fuerzas militares de su país en Afganistán había obedecido a intereses económicos, lo cual causó molestar en la clase política.

El 20 de Febrero de 2011, cientos de personas salieron a las calles para protestar en contra de los hechos de violencia protagonizados en los últimos años por grupos antifascistas y neonazis que, en la misma fecha, también salieron a manifestarse a favor de sus derechos.

El 29 de Septiembre de 2011, el Parlamento alemán aprobó la reforma y ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), el principal instrumento para el rescate de los países de la zona euro que tienen problemas financieros. El voto de Alemania, una de las potencias europeas de mayor peso en la toma de este tipo de decisiones, era esperado por naciones como Grecia, que en aquel entonces había anunciado la necesidad del rescate financiero. La reforma del FEEF incluyó una ampliación de sus fondos, que ahora cuentan con una capacidad de crédito de US$600,000 millones.

El 14 de Noviembre de 2011, Angela Merkel se disculpó por los asesinatos de al menos diez personas, ocurridos en la última década a manos de un grupo de extremistas de ultraderecha, que meses atrás había sido intervenido por la Justicia alemana. Dicho grupo, fundado en 1979 e integrado por 600 militantes, funcionaba como una asociación con representación legal. Varios de sus líderes fueron encarcelados el 25 de Septiembre de 2011. El 21 de Noviembre de ese mismo año, el Gobierno alemán anunció que compensará a las familias de las personas que fueron asesinadas por integrantes de ese grupo.

El 23 de Marzo de 2012, Joachim Gauck fue elegido Presidente de Alemania. Sin filiación política, Gauck, al igual que la canciller, proviene de la antigua Alemania del Este. Durante 2012, el Gobierno enfrentó uno de los períodos más difíciles en materia económica, que se vio reflejado en una contracción del 2% del PIB, el cual se ubicó en el 0.7 %  – en  2011, el crecimiento del PIB fue de 2.7 % –, como resultados de las medidas que fueron adoptadas para hacer frente a la recesión de la zona euro – aquéllas que tuvieron que ver principalmente con la reducción del gasto público en inversiones dirigidas a la industria y a la banca –; la crisis también fue producto de la disminución de las exportaciones alemanas hacia los países vecinos. A raíz de esto, y a fin de evitar un mayor desempleo, el Gobierno aprobó un salario mínimo de US$11 por hora y los recortes de impuestos a la industria, para estimular la creación de plazas laborales. Uno de los resultados de ello fue la disminución en dos puntos porcentuales en los índices de desempleo entre 2012 (5.5 %) y 2013 (5.3 %).

Alemania es actualmente la mayor economía de Europa y una de las cinco más poderosas del mundo; sin embargo, debe enfrentar retos demográficos significativos, como la baja tasa de fertilidad, el aumento de la población jubilada y de la tasa de migración – muchos inmigrantes trabajan como operarios industriales, lo que dificulta su ascenso económico y demanda mayores beneficios por parte del Estado –. De acuerdo con el Gobierno alemán, más de un millón de inmigrantes llegaron al país en 2012, siendo ésta la cifra de inmigración más alta en los últimos 20 años. Todos estos factores han incrementado la presión sobre el sistema de bienestar social del país.

El 17 de Diciembre de 2013, Angela Merkel, del partido Unión Democráta Cristiana (CDU), asumió como Canciller para un tercer mandato consecutivo. El inicio del nuevo período de Merkel fue posible tras meses después de la jornada electoral realizada el 22 de Septiembre, en la que fue la ganadora con el 41.5 %. Sin embargo, la expulsión del Partido Liberal, su mayor aliado en el Parlamento, tras la derrota sufrida en aquella ocasión, obligó a Merkel a iniciar diálogos con los demás partidos a fin de lograr una nueva coalición – conformada por la CDU, la Unión Social Cristiana y el Partido Socialdemócrata – que le permita gobernar con una mayoría absoluta en dicho órgano – la coalición representa 504 escaños de los 622 posibles –, hasta 2017.

Sociedad.
Ciudad Principal (hab.): Berlín, 3,489,000 (e. 2015).
Crecimiento Demográfico (tasa media) (%): -0.18 (e. 2014).
Densidad (hab/km2): 226 (e. Julio de 2014).
Composición Étnica (%): Alemanes 92, Trucos 2; Otros 6 (italianos, rusos, griegos, españoles y serbo – croatas) (e. n.d).
Religión (%): Protestantes 34, Católicos 34, Musulmanes 4, Otros 28 (e. n.d).
Tasa de Fecundidad (número de hijos por mujer): 1.43 (e. 2014).
Esperanza de Vida (años): Hombres 78.15, Mujeres 82.86 (e. 2014).
Tasa de Natalidad (por cada 1000 habitantes): 8.42 (e.2014).
Mortalidad Infantil (por cada 1000 habitantes): 3.46 (e. 2014).
Alfabetismo (%): n.d (e. n.d).
Tasa de hogares con computador (%): 87 (e.2013).
Tasa de hogares con acceso a Internet (%): 85 (e.2013).
Usuarios de Internet (%): 84 (e.2013).
Acceso a fuentes de agua potable (%): 100 (e. 2013).
Acceso a servicios de saneamiento (%): 100 (e. 2013).
Población bajo la línea de pobreza (%): n.d (e. n.d).
Índice de Desarrollo Humano (entre 0 y 1): 0.920 (2012).

Gobierno.
Constitución vigente: 24 de Mayo de 1949; última enmienda en 2012.
Forma de Gobierno: República Federal, con Presidente elegido por una Convención Federal – con la participación de los miembros del Parlamento – para un período de cinco años. Canciller, que ejerce las funciones de Jefe de Gobierno, elegido por mayoría absoluta en el Parlamento para un período de cuatro años. Gabinete Ministerial. Sistema Legislativo bicameral conformado por el Consejo Federal – su composición está determinada por los gobiernos a nivel estatal; cada uno de ellos tiene de tres a seis votos en proporción a la población que representan y están obligados a votar como un bloque (el total de votos es de 69), y el Parlamento Federal, de 622 miembros elegidos por voto popular para un mandato de cuatro años – un partido político debe ganar el 5 % de los escaños o tres mandatos directos para lograr el reconocimiento y la representación proporcional –. Tribunal Federal de Justicia. Tribunal Federal Constitucional.
Jefe de Estado: Frank-Walter Steinmeier.
Jefe de Gobierno: Angela Merkel.



Fuente: Almanaque Mundial 2015, Editorial Televisa.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración