Conformación de la Materia






La palabra materia significa sustancia extensiva, divisible, e impenetrable, capaz de adquirir formas muy diversas.

Según Empédocles y Aristóteles la materia estaba formada por cuatro elementos: agua, aire, tierra y fuego. Pero en contradicción, Demócrito expuso la hipótesis de que la materia estaba formada por pequeñas partículas llamadas átomos.

Hasta el siglo XIX los científicos no contaban con instrumental adecuado para demostrar que la materia estaba constituida por átomos. Pero en el siglo XX se estudió a fondo y se demostró que el átomo es indivisible, es decir, no se puede dividir. Actualmente se dice que la materia está formada por átomos y moléculas que se mantienen agrupadas por la acción de fuerzas determinadas.

La materia puede presentar tres estados físicos de agregación, que son: Líquido, Sólido y Gaseoso. La materia, en estado sólido, presenta átomos muy unidos, por lo que casi no pueden moverse y mucho menos desplazarse. Si se calienta el sólido los átomos comienzan a agitarse cada vez más violentamente hasta desplazarse de su lugar, así el sólido se funde hasta convertirse en líquido. Si se calienta el líquido, las moléculas se separarán todavía más, hasta convertirse en gas, cuyas moléculas tendrán fuertes movimientos y desplazamientos.

1. Noción del átomo.
Cuatrocientos años Antes de Cristo, Demócrito definió el átomo como la más ínfima parte de la materia. Esto se olvidó durante más de 2000 años. Aristóteles sostenía que la materia estaba formada por cuatro elementos, teoría que predominó durante muchos años.

En 1808, Dalton encontró las primeras pruebas de la existencia real del átomo. Otras experiencias demostraron que el átomo no era la esfera dura e indivisible que Demócrito se había imaginado, sino que estaba formado por elementos más pequeños, siendo el primero el electrón, que descubrió Thomson en 1897. En 1898 Wien encontró el protón, sin saber que con esto penetraba en el núcleo del átomo. Fue Rutherford, en 1911, quien demostró que el átomo, en su mayor parte, era un espacio vacío. Chadwick, en 1932, descubrió el neutrón. Con ayuda de los neutrones se consiguió en 1939, desintegrar el núcleo del átomo.

Durante la Segunda Guerra Mundial se abrió el horizonte para transformar la materia en energía (la creación de la bomba atómica). Un átomo de dimensiones medias tiene un diámetro aproximado de una diezmillonésima parte de un milímetro. En su centro, existe un núcleo formado por partículas llamadas protones y neutrones, y alrededor del núcleo se localizan las regiones orbitales, donde su ubican otras partículas llamadas electrones. Los protones son partículas que tienen una carga eléctrica positiva, los neutrones carecen de electricidad y los electrones poseen una carga eléctrica negativa.

2. Noción de molécula.
La molécula es la unidad química más pequeña de un elemento o un compuesto, formada por uno o más átomos. En cada molécula de agua hay dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Los enlaces entre los átomos están asegurados por el intercambio de electrones. Cuando una molécula, en virtud de sus propias fuerzas o de otras externas, se divide, deja de ser sustancia y pasa a ser una serie de átomos sueltos. Por ejemplo, una molécula de agua, si sus elementos se separaran dejarían de ser agua y solamente sus átomos serían elementos aislados.

3. Noción de elemento.
Un elemento es el cuerpo en el que existe una sola clase de átomos.

4. Noción de compuesto.
Llamamos compuesto a cualquier clase de materia, constituida por átomos de diversas clases. En un compuesto es siempre posible dar la fórmula química en el cual los símbolos literales (letras) indican la clase de átomos, y los números indican la cantidad de los mismos. Por ejemplo, el agua es un compuesto de hidrógeno y oxígeno. La relación entre estas dos especies de átomos en el agua es conocida, dos átomos de hidrógeno por una de oxígeno. Si reconocemos como símbolo del hidrógeno la letra mayúscula H y como símbolo del oxígeno la literal O, podemos escribir así la fórmula: H2O. Otros compuestos sencillos son el dióxido de carbono (2 átomos de oxígeno y uno de carbono) quedando la fórmula CO2. Otro ejemplo es la sal de cocina, llamado cloruro de sodio, cuyo símbolo es Na y un átomo de cloro, Cl. La fórmula del compuesto quedaría así: NaCl.



Fuente: Ciencias Naturales 6, Editorial Progreso.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad