El New Deal






El New Deal o Nuevo Trato, implica una aplicación de la teoría keynesiana y es una respuesta a la terrible crisis económica de los 30 que no solamente contrarrestó seriamente la notable expansión económica que había caracterizado el desarrollo de los Estados Unidos, sino destruyó el alto nivel de vida de un sector de la población. El Nuevo Trato se caracterizó por una abundante legislación, algunas de ellas de gran complejidad como la Ley Bancaria de Emergencia, la Ley Glass Steagall, la Resolución Conjunta sobre el Oro, la de Recuperación Industrial Nacional, de Compañias Esenciales de Suministro, sobre Abusos Agrícolas, Conservación de Suelo y Distribución Interna, Financiamientos Hipotecarios Agrícolas, Nacional sobre Relaciones Laborales, Normas de Trabajo Justo, Seguridad Social, Administración del Valle del Tennessee, Convenios Recíprocos de Comercio, etc, así como la aparición de numerosas agencias administrativas.


La actividad del gobierno abstencionista hasta entonces, fue invadiendo la vida diaria y las actividades de los hombres de negocios, de los agricultores y de los trabajadores, por medio de garantías colectivas, deducción de las nóminas de impuestos para seguros sociales, pagos para beneficio social, préstamos para casas, garantías de bancos de depósito, fijación de salarios mínimos y jornadas máximas de trabajo y revisión de los sistemas impositivos para controlar los ingresos de los ciudadanos. El nuevo trato atacó a un gran número de problemas internos y públicos; las prestaciones sociales se pusieron al alcance de las clases más desposeídas de la población, restaurando la fe en la democracia americana, haciendo volver la confianza a los ciudadanos americanos.



Fuente: Dudley Dillard – La Teoría Económica de John Maynard Keynes.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad