Clásicos Mexicanos. UNAM vs. América






Efervescente choque de ideologías.

Historia.
No fue un odio instantáneo, aunque brotó salvajemente ante la repetició de tantos choques ríspidos y relevantes en los 80’s. Desde esos años, en que los hechos violentos empezaron a marcar esta rivalidad, la misma aumentó hasta ser en nuestros días uno de de los partidos más ‘peligrosos’ en México, por el clima belicoso que enfrenta a las dos aficiones, que encuentran en sus equipos sólidas huellas de identidad.


Estrellas.
A pesar del severo distanciamiento ideológico, varios canteranos ‘Pumas’ han vestido los colores del adversario, como Enrique Borja, Hugo Sánchez, Luis García, Alberto García Aspe, Adolfo Ríos y Braulio Luna. Pero ese ejercicio, en los últimso años, es cada vez más inaceptable.

Atmósfera.
Siendo claros, no hay ninguna rivalidad en México que genere un entorno tan hostil, sobre todo, en Ciudad Universitaria, donde la presencia de americanistas es extrañísima. El problema es que la violencia suele aparecer y estropear lo que sólo debería ser una rivalidad deportiva.

Entrenadores.
Los estrategas que marcaron este ‘clásico’ fueron los que coincidieron en las tres Finales en un lapso de siete años. Miguel Ángel López y Jorge Vieria condujeron a ‘Las Águilas’ a los más alto en aquellas citas ante ‘Los Pumas’, por los cuales, la gran referencia tendría que ser Miguel Mejía Barón, líder de aquel equipazo que venció al América en 1991.

Drama.
La historia más lamentable entre estos equipos se produjo el 26 de Mayo de 1985, en el juego de vuelta de la Final de la Liga 84 – 85, en el que murieron 11 personas aplastadas por una avalancha de aficionados, que pretendieron entrar por el túnel 29 al estadio de CU.

Afición.
‘Pumas’ es un equipo al que apoya una buena parte de la comunidad intelectual y universitaria del país, pero tristemente cuenta con algunas barras que suelen llevar su pasión a extremos indeseados. América presume de una numerosa afición, a la cual también se han anexado porras que polarizan la rivalidad e incurren en actos vandálicos.

Datos de este clásico.
Uno de los primeros capítulos de encono entre estos equipos se registró en los escritorios, cuando la carismática estrella de ‘Los Pumas’, Enrique Borja, fue contratada – al parecer contra su voluntad – por el América, en 1969.

Después de haber perdido dos Finales ante el América, en 1985 y 1988, ‘Pumas’ encaró el desenlace de la Liga 1990 – 1991 como una cita con el destino. Por eso, el gol de Ricardo ferreti, que acabó siendo decisivo para el triunfo por 1 – 0, el 22 de Junio de 1991, ha sido, quizá, el gol más celebrado en la historia felina.



Fuente: Four Four Two México Año 2 #8 Diciembre 2014, p.89.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración