Clásicos Mundiales: Boca Juniors vs. River Plate






Miedo, odio y pasión en Buenos Aires

Historia.
Ambos se fundaron en la zona de clase obrera de la Boca – River, en 1901; Boca, cuatro años después – y el primer ‘clásico’ se jugó en 1908. Se volvió apasionado en 1923, cuando River se mudó a Nuñez, barrio de clase media, con lo cual obtuvieron el mote de ‘Los Millonarios’.


Estrellas.
Muchas de las máximas figuras argentinas surgieron en cualquiera de estos dos: Rattin, Maradona y Tévez, con Boca; Di Stéfano, Kempes y Passarella, con River. Otros, como Ruggeri o Batistuta, jugaron en ambos.

Atmósfera.
Un periódico describió este ‘superclásico’ como si hicieran que el futbol profesional “pareciera una ‘cascarita’ de primaria. En términos de ruido, color y hostilidad, difícilmente se puede igualar, con ‘bebés armados’ y ‘abuelitas agresivas’ luchando juntos. Que el estadio literalmente tiemble cuando esto ocurre es algo bueno y malo a la vez. Puede que sean icónicos, pero lo cierto es que La Bombonera (Boca Juniors) y El Monumental (River Plate) son inmuebles que están bastante descuidados.

Entrenadores.
Alfredo di Stéfano tuvo etapas a cargo de ambos clubes. De igual manera lo hicieron el italiano Renato Cesarini, Juan Carlos Lorenzo y los que levantaron la Copa del Mundo con Argentina, César Luis Menotti y Carlos Bilardo. Leyendas del banquillo podrían ser Carlos Bianchi, pues ganó varios títulos del lado ‘Xeneize’, y Ramón Ángel Díaz, quien obtuvo gran cantidad de trofeos del lado ‘Millonario’.

Drama.
La delantera de River conocida como ‘La Máquina’ demolió a su rival 5 -1 en 1941, mientras que Boca eliminó a ‘Los Millonarios’ en las semifinales de la Libertadores, en 2004.

Afición.
El apoyo para ambos es amplio y variado, con el 70 por ciento de los aficionados de Argentina alentando a uno u otro. La hinchada tiene otros sobrenombres más inventivos para sus rivales, como ‘Los Puercos’ o ‘Las Gallinas’. La pasión ha dejado también apuñalamientos, tiroteos y una estampida en 1978, que mató a 74 personas.

Atracción en el mundo.
El duelo es seguido en todo el orbe y la rivalidad es famosa en cada rincón del planeta. El diario ‘The Observer’ lo colocó en la cima de su lista de ‘Las 50 cosas que debes hacer antes de morir’.

Datos de este clásico.
Fue 1966 el año en que River perdió una ventaja de dos goles contra el Peñarol, en la Final de la Copa Libertadores. Desde entonces, el club es famoso por fracasar en duelos clave, provocando que la afición de Boca los llame ‘Los Gallinas’.

El ‘superclásico’ inspiró una película danesa, en 2011, que trata de un vendedor de vino que va a Buenos Aires a recuperar el amor de su esposa, quien se había ido a vivir con una estrella argentina.

El juego hasta el momento se ha suspendido una sóla vez, en 2010, con la cancha de Boca inundada tras una tormenta.

El comentario.
Martín Mazur, Revista El Gráfico.

“Hace cien años se trataba sobre la clases obrera contra la aristocracia. Hoy, no es más que odio. Asistir a un Boca – River, especialmente en La Bombonera, es una experiencia única en la vida. En las gradas esperas cualquier cosa, desde plumas de gallina hasta puercos voladores. La atmósfera dentro de la cancha se refleja en los 2,000 policías que cuidan el estadio: trifulcas, tarjetas rojas y controversia conforman el ‘clásico’”.



Fuente: Four Four Two México Año 2 #8 Diciembre 2014, p.84.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración