Otros Clásicos Mexicanos






Al margen de los 5 duelos más relevantes del fútbol mexicano (América vs. Guadalajara, UNAM vs. América, Cruz Azul vs. América, Guadalajara vs. Atlas, Tigres vs. Monterrey), a lo largo de la historia del futbol mexicano han existido varios enfrentamientos con altas temperaturas y tintes muy especiales, que les han hecho ser considerados ‘derbis’ o rivalidades encaminadas a convertirse en ellos. Esos encuentros con los siguientes:


·         Necaxa vs. Atlante.
Hoy inquilinos en Aguascalientes y Cancún, en sus años mozos habitaban el Distrito Federal y eran dos de los equipos más importantes de México, por lo que coincidían en el campo, las tribunas se atiborraban , sobre todo, en las décadas de los 30’s y 40’s. La popularidad de ambos fue deteriorándose, hasta que ‘Los Rayos’ – antes ‘Electricistas’ – dejaron de existir para transformarse fallidamente en el Atlético Español. Aún en los 90’s estos equipos volvieron a protagonizar partidos especiales, pero nunca se recuperó la esencia de antaño. Éste llegó a ser considerado el primer ‘clásico’ del futbol mexicano… Tiempos remotos que ya no volverán.

·         Pumas vs. Cruz Azul.
Haber disputados dos Finales de Liga en tres años (1978 – 1979 y 1980 – 1981) ayudó a que, en esos tiempos, empezaran a pelearle campeonatos y popularidad a otros grandes, principalmente al América, con el que competían por los aficionados de la Ciudad de México. Por eso sus duelos de golpe y casi en automático se consideraron ‘clásicos’, sin que nunca se le encontrara un ‘apellido’ a la rivalidad. Aquello de ‘clásico capitalino’ no acabó de cuajar, habiendo tantas ofertas parecidas. Un impresionante total de más de 20 choques de Liguilla, dejan patente la relevancia histórica del compromiso, aunque en años recientes el crecimiento de esta rivalidad se ha estacionado.

·         Santos vs. Tigres.
Si al ‘clásico regio’ ya no se le puede decir – como hace años – ‘clásico del norte’, es en buena medida al crecimiento del Santos Laguna, que poco a poco se ha convertido en ‘una piedra en el zapato’ para los dos equipos de Monterrey, con los que han disputado ya Finales de Liga y partidos memorables en Concacaf y Copa MX. El cuadro de La Comarca reclama su sitio y se tutea con ‘Rayados’ y ‘Tigres’, a los que en menos años de existencia ya amenaza con disputarles el trono simbólico de la región. Cada vez resultan más ásperos y emotivos esos encuentros, particularmente con el equipo de la Universidad de Nuevo León. Prueba de la fresca animadversión entre ambos es que sus seguidores empiezan a tomarse un ‘cariño’ muy especial.

·         León vs. Chivas.
Durante las primeras dos décadas del profesionalismo fueron los conjuntos más dominantes de México y, por lo mismo, sus enfrentamientos alcanzaron tonos elevados de protagonismo. Con el inicio de las Liguillas, ambos conjuntos perdieron jerarquía, hasta el punto de que el León sufrió un par de descensos y vivió 15 años en la división inmediata anterior. Desde su retorno a Primera, la afición leonesa pareció retomar ese añejo sentimiento, ya que algunos de sus partidos más recientes registraron sendos enfrentamientos violentos a las afueras de ambos estadios.

·         Querétaro vs. San Luis.
La geografía, el futbol y la estupidez abonaron terreno para que un partido, en apariencia insulso, se convirtiera en un choque de alto riesgo. Indicidentes lamentables extra cancha, y algunos grupos de aficionados mal encauzados, generaron que cada vez que estos equipos chocaban, ya fuera en la Liga de Ascenso o en los siete años que coincidieron en la máxima categoría, salieran chispas, aunque la rivalidad se sentía mucho más engtre los grupos radicales que en la cancha.

·         España vs. Asturias.
Tienen décadas apartados del futbol profesional mexicano, pero sus duelos llegaron a ser los más apasionantes de la Liga. El Real Club España es uno de los equipos más ganadores de todos los tiempos, con 12 campeonatos de Liga, y encontró en el Club Asturias – del Centro Asturiano de México – a un adversario que, también con raíces ibéricas, le opuso feroz resistencia en las décadas de los 30’s y 40’s, lo que provocó que se le llamara el ‘clásico hispano’. Además, ambos equipos fueron los dos primeros campeones en la ‘Era Profesional’. El 16 de Abril de 1944, disputaron la primera Final de la historia, luego de que el torneo 1943 – 1944 culminara con empate a puntos entre ellos. En el juego de desempate, el Club Asturias goléo por 4 – 1 para coronarse, mas el España se adjudicaría el campeonato en el siguiente ejercicio. Ambos terminarían retirándose del futbol de paga en 1950, ante presiones gubernamentales que los veían con malos ojos.

·         León vs. Irapuato.
A pesar de que el León siempre ha sido un equipo protagonista y el Irapuato no, regionalmente sus confrontaciones fueron sinónimo de intensidad, lucha y orgullo. El ‘clásico del Bajío’ entregó partidos memorables que conmocionaron a todo Guanajuato, lo que gestó una gran rivalidad. Coincidieron en Primera División en 18 temporadas ininterrumpidas, entre 1954 y 1972, así como en los torneos México 1986, 1986 – 1987 y 1990 – 1991. En la Primera A llegaron a protagonizar una apasionada Final por el ascenso, en 2003. ‘Los Freseros’, incluso, dejaron de existir durante un tiempo y no coinciden con ‘La Fiera’ desde Febrero de 2012.



Fuente: Four Four Two México Año 2 #8 Diciembre 2014, p.93-94.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad