Madero arma una revolución





Desde muy joven, Francisco I. Madero (1873 – 1913) supo lo que era el espiritismo, ya que su padre estaba suscrito a la revista fundada por Allan Kardek. En 1892 viajó a Francia y estudió directamente la doctrina espírita. Al regresar a su natal Coahuila, siguió practicando y logró convertirse en médium psicográfico y contactar con su hermano muerto.


Este hombre burgués y pacifista, fundador y colaborador de numerosos centros y publicaciones espíritas, fue iluminado por las almas de ultratumba, quienes le indicaron la necesidad de iniciar una gesta revolucionaria para acabar con la dictadura de Porfirio Díaz e inaugurar la etapa del México democrático. ¿Son los espíritus responsables de la Revolución Mexicana? Si nos atenemos a los mensajes que Madero recibió de los espíritus, la respuesta es sí.


Fuente: Revista Algarabía Extra “Lo insólito y lo sobrenatural” Año 2 #3, p.20.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

La intención cobra forma