Mundial Brasil 1950. ‘Son de palo’





Ya está por concluir el Mundial de Rusia 2018, sin embargo se seguirá con estos artículos como parte del esfuerzo de brindar “entretenimiento cultural” a los lectores de este sitio.


Así describió Obdulio Varela, capitán uruguayo, a la abrumadora concurrencia de 200 mil aficionados que los recibió en el Maracaná en una fiesta que nunca se consumó.

Cinco mil palomas sobrevolaron el cielo del Maracaná el 24 de Junio de 1950. Dos asuntos agitaban la vida de los amazónicos en esos días: las elecciones para Presidente de la República y la recién inaugurada Copa del Mundo. El primero, de aparente mayor trascendencia, pasó a segundo plano ante una euforia futbolística nunca vista.

En la Fase Final la comisión organizadora cumplió los deseos de la Federación Brasileña para no jugar ningún partido en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, donde los sudamericanos empataron en la primera fase ante Suiza y Uruguay les ganó 4 – 3 dos meses atrás en la Copa Río Branco. Los brasileños se sentían seguros de que en su nuevo estadio, el majestuoso Maracaná, serían invencibles.

En los primeros dos partidos de la Fase Final, la verdeamarelha goleó a Suecia 7 – 1 y a España 6 – 1. Sólo falta el partido contra Uruguay, cuyo equipo tuvo muchos problemas para derrotar a los suecos y apenas pudo empatar con los españoles. Un empate era suficiente para que Brasil se coronara.

Las estadísticas favorecían a Uruguay, en 29 encuentros entre ambas escuadras los charrúas ganaron 16 por nueve triunfos de Brasil y cuatro empates. Pero pocos reparan en esto. Los medios dieron por hecho el triunfo de Brasil, quien no había perdido en toda la Copa con 21 goles a favor.

El 16  de Julio de 1950, Río de Janeiro fue una fiesta. Hasta el Cristo de Corcovado lucía con los brazos más desplegados. Todos dan a Brasil como campeón. Todos, menos los uruguayos.

“Los de afuera son de palo”. Las palabras del capitán de la selección uruguaya, Obdulio Varela, resonaron en la cabeza de sus compañeros al iniciar el cortejo. El primer tiempo terminó sin goles, gracias a la marca estrecha de los charrúas. Pero apenas comenzó el segundo lapso, la verdeamarelha se volcó con todo sobre el arco de Roque Máspoli.

A los cuatro minutos, la ‘torcida’ brasileña estalló con el gol de Friaca. Más de 200 mil gargantas gritaron al unísono: “¡Brasil! ¡Brasil!”. La samba sonó estridente por los megáfonos. Un arsenal de pirotecnia estalló en las alturas. Ahora sólo un milagro podía impedir que los locales se coronen. Y un milagro ocurrió.

‘Son de palo’, recordaron los uruguayos mientras recogen impávidos el balón y se alistan para reanudar el partido. Schiaffino dio la primera patada a la tumba de las esperanzas cariocas, tras rematar un centro de Ghiggia.

Trece minutos después, todo se derrumbó. Dos errores brasileños facilitaron el segundo tanto. Primero el defensa Bigode dejó escapar a Ghiggia solo por el lado derecho. El extremo uruguayo disparó con el ángulo descubierto al mínimo, pero el segundo error, del portero Barbosa, facilitó que la pelota se clave en el fondo de la red.

Los aficionados, hombres de palo, enmudecen. Falta once minutos para que terminen las acciones, pero las lágrimas han opacado los gritos. Esto ya no es un juego de futbol, es un funeral. El silbatazo final termina de sepultar cualquier esperanza, pero la gente no se mueve de sus asientos, nadie puede creer lo que ha sucedido. Nadie, menos los uruguayos. Dos goles han enterrado la felicidad de un pueblo.

Las fechas:
1/Julio 1946/1936: Se designa la sede del 4° Mundial de Futbol en Luxemburgo, siendo Brasil el elegido.

31/Diciembre/1948: Fecha límite de inscripción al torneo.

20/Abril/1950: Sorteo de la Fase Final, el cual se realizó en Londres.

24/Junio/1950: Se realiza el partido inaugural de la 4° Copa del Mundo de Futbol.

Cabezas de Serie: Brasil, Inglaterra, Italia y Uruguay.

Los números:
192 jugadores tomaron parte en este mundial.
13 selecciones se clasificaron.
88 goles se anotaron.
22 partidos se jugaron.
4.0 fue el promedio de goles anotados por partido.
44 jugadores fueron los jugadores que llegaron a anotar un gol en este certamen.
47,489 fue la asistencia promedio por juego en este campeonato.
1,044,763 fue la asistencia total a los partidos del Mundial Uruguaya 1930.
384,000 fue la recaudación total en francos de este torneo.

La Figura:
Obdulio Varela
Fecha de Nacimiento: 20 de Septiembre de 1917.
Lugar: Montevideo, Uruguay.
Posición: Mediocampista.
Fecha de Fallecimiento: 2 de Agosto de 1996. 


Fuente: Por Édgar Rodríguez en Récord. Ediciones Especiales. Todo sobre Sudáfrica 2010, p. 40 – 41.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración

El esfuerzo dio resultado

La intención cobra forma