Sierras y Barrancos de México





México es un país elevado y montañoso, más de la mitad del país está por encima de los 1000 metros sobre el nivel del mar y, con la excepción de la península yucateca, no hay una región en nuestra República donde no se vea algún cerro. Diversas pueden ser las causas que dan origen a las montañas: fallas tectónicas, plegamientos, colisión de placas continentales y vulcanismo. Una vez formadas las sierras, cualquiera que sea su origen, están sujetas a poderosos agentes erosivos como el agua y el viento, que las desgastan y les dan forma. En las zonas áridas, el viento y la arena esculpen las rocas agrietadas por los bruscos cambios de temperatura, y los arroyos excavan profundos cañones; en las zonas frías, la lluvia y el hielo fracturan las rocas y desgastan las laderas de las montañas; en las zonas húmedas, la lluvia crea numerosos arroyos que rebajan las superficies elevadas.  Existen en la República Mexicana sistemas montañosos que la recorren de un extremo a otro. La Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre Oriental son el límite de la altiplanicie mexicana. En el centro, el Eje Volcánico Transversal cruza el país desde Nayarit hasta Veracruz: aquí es donde se encuentran las montañas más altas de nuestro país y la mayor parte de los volcanes activos, como el Paricutín y el Popocatépetl. La Sierra Madre del Sur y la Sierra Madre de Chiapas forman un gran arco de montañas que se extiende desde Michoacán hasta Guatemala. Finalmente, en la península de Baja California se ubica la Cordillera Transpeninsular.


Popocatépetl.
Por su altura de 5452 metros sobre el nivel del mar, el Popocatépetl es la segunda montaña de México. Es un volcán activo, pues aún emite fumarolas y cenizas por su cráter. Su nombre en náhuatl significa “cerro que humea”. Se ha formado por la acumulación de materiales procedentes de varias erupciones a lo largo de miles de años. Se conocen varias erupciones del Popocatépetl, y entre las famosas en tiempos recientes están las de 1920 a 1926. Actualmente el volcán ha aumentado su actividad expulsando cenizas y derritiendo parte del glaciar en su cara norte. Junto con los volcanes Tláloc e Iztaccíhuatl, forma la Sierra Nevada, que limita la cuenta de México por el oriente.

Nevado de Toluca.
Esta montaña se localiza 25 km al sur de la ciudad de Toluca; también se llama Xinantécatl. Hace aproximadamente 25000 años, una serie de erupciones levantaron este volcán a más de 5500 metros de altura y dispersaron sus cenizas por una amplia zona del centro de México. Hace 11000 años una enorme explosión voló parte de la cumbre y amplió el cráter que ahora tiene varios kilómetros de diámetro; se eleva a 4680 metros sobre el nivel del mar. Al final de la época glacial, el deshielo de la nieve y las lluvias formaron varias lagunas dentro del cráter que se congelan en los inviernos más fríos. Lo protege el Parque Nacional Nevado de Toluca.

Sierra Madre Occidental.
La más grande de las cordilleras mexicanas, la Sierra Madre Occidental, tiene 1500 km de longitud por 250 km de anchura promedio. Se extiende desde la frontera con los Estados Unidos de América hasta el norte de Jalisco. Algunas de sus secciones más conocidas son la sierra de los Huicholes, las Quebradas y la sierra Tarahumara. Sus máximas elevaciones son el cerro Mohinora, en Chihuahua y el Cerro Gordo en Durango, con 3340 metros sobre el nivel del mar. Formada por rocas de origen volcánico, la Sierra Madre Occidental está surcada por enormes barrancos que en el sur de Durango tienen más de 2500 metros de profundidad. En sus bosques habitan osos, pumas y lobos.

Pico de Orizaba.
También conocido como Citlaltépetl, que significa “Cerro de la Estrella”, en náhuatl, con su altura de 5747 metros sobre el nivel del mar es la montaña más elevada de nuestro país. El Pico de Orizaba es un edificio volcánico que todavía conserva su cráter de 450 metros de diámetro. Se localiza entre los estados de Puebla y Veracruz. Su cara norte está cubierta por el glaciar de Jamapa que, con sus 11 km2, es el campo de hielo más grande la República Mexicana. Sus laderas más bajas están cubiertas por pastizales de zacatón y bosques de pino y oyamel. El Parque Nacional Pico de Orizaba protege la cumbre y los bosques que la rodean.

Sierra Madre Oriental.
La Sierra Madre es un sistema de montañas rocosas que se extienden por 800 km desde el sur de San Luis Potosí hasta el centro de Coahuila. Son muchas serranías paralelas, orientadas de noroeste a sureste hasta Saltillo, donde dan vuelta hacia el oeste. Cada serranía puede alargarse hasta por 100 km, pero rara vez tendrá más de 10 km de anchura. Entre cada una hay valles estrechos y alargados, comunicados entre sí por cortos y angostos cañones. Llamados boquillas, que cruzan las serranías. El punto más alto de la Sierra Madre Oriental es el cerro Potosí, con 3710 metros sobre el nivel del mar. Otras cimas importantes son el cerro La Marta y la Peña Nevada.

Sierra Madre del Sur.
La Sierra Madre del Sur es un arco montañoso que se extiende 900 km desde el extremo sur de Jalisco hasta el istmo de Tehuantepec. Recibe diversos nombres según la región que cruza: sierra de Coalcomán en Michoacán, y sierras de la Tentación, La Montaña, Coicoyán y Mihuatlán en Guerrero y Oaxaca. Esta cordillera es el resultado del choque de dos placas tectónicas cuyo constante movimiento provoca numerosos sismos; es la causa de la mayoría de los terremotos en México. El cerro Quiexobra, situado en el sur del estado de Oaxaca, es la mayor elevación de esta cordillera: alcanza los 3750 metros sobre el nivel del mar.

Cañón del Sumidero.
El cañón del Sumidero es un ejemplo de erosión en suelos calizos localizados en zonas tropicales. El cañón es un profundo y estrecho desfiladero de paredes verticales de 11 kilómetros de longitud, de 1 a 3 kilómetros de anchura y casi 1000 metros de profundidad. A lo largo de este tajo, el río Grijalva cruza los Altos de Chiapas para salir a la llanura costera de Tabasco. A la salida de este cañón se construyó la presa de Chicoasén, la más elevada de Norteamérica y del país. La presa inundó en parte la selva que se encontraba en las orillas del río Grijalva; lo que queda se encuentra protegido como Parque Nacional Cañón del Sumidero.


Fuente: Bancomer – Álbum de la Naturaleza de México, p. 8 – 9.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad