Selva baja. Animales









En un medio cambiante como la selva baja, un gran número de seres vivos, desde las bacterias hasta los grandes mamíferos, tienen su hogar bajo tierra, entre las hojas caídas que cubren el suelo, en los arbustos, bajo la corteza de los árboles, en los huecos de los troncos, entre las raíces y en las más altas copas de los árboles. Los tlacuaches, los cacomixtles, los tepezcuintles, forman una guarida apropiada con elementos obtenidos de la selva, donde tienen a sus crías y se ocultan de sus depredadores. Las aves no se limitan a ocupar los arbustos y árboles, sino que también llenan todos los huecos que dejan los otros vertebrados en el suelo, constituyendo una especie de lazo de unión entre los moderadores de los estratos de la selva. Muchas aves vigilan desde las alturas el suelo en busca de su presa, ya sean larvas, insectos, anfibios o reptiles. Con la primavera, muchas especies de árboles se cubren de vistosas flores y pálidas hojas. Para la mayoría de los pequeños habitantes de la floresta, la primavera es la estación del apareamiento, después de haber pasado por el difícil invierno, en el que disminuyen los recursos disponibles. Las crías de la mayoría de los animales nacen a principios del verano, cuando las lluvias hacen renacer la selva y hay abundancia de alimentos. En el otoño, la selva baja vuelve a secarse, completándose así el ciclo que se repite año con año.


Chachalaca.
Son aves de aproximadamente 60 cm de altura y plumaje oscuro. A pesar de no dejarse ver fácilmente, son muy famosas debido a sus potentes y característicos gritos. Habitan los chaparrales y los bosques ralos de las zonas secas, a veces cerca de poblaciones humanas. Con frecuencia se meten dentro de los corrales para comerse el alimento de las gallinas. En México existen tres especies: la chachalaca común, que habita en la costa del golfo de California; la chachalaca copetona, ubicada desde el sur de Sonora hasta Chiapas y la chachalaca de vientre blanco, que se encuentra en Chiapas.

Cigarra.
Este insecto es pariente de los grillos y los chapulines, aunque se asemeja más a una gran mosca. Es un habitante característico de la selva baja y otros terrenos cálidos y secos. Aunque es difícil de localizar entre la hojarasca, su presencia se advierte fácilmente por el agudo chirrido, semejante a una sierra mecánica al cortar madera, que produce al frotar sus alas con rapidez. La frecuencia y el tono del canto de las cigarras depende de la temperatura ambiente: es más agudo cuando hace más calor, poco antes de la temporada lluviosa, por lo que en algunas partes se dice que este animal llama a la lluvia.

Iguana.
Este reptil tiene una cresta espinosa que le recorre el dorso y la cola, cuerpo robusto, con extremidades bien desarrolladas y garras largas. En la punta del hocico tiene tres cuernecillos así como un abanico o papada en la garganta. Es un animal hervíboro, aunque a veces come huevos de ave, ranas e insectos. Es codiciada por su carne y sus huevos, por lo que su población ha disminuido notablemente en algunos lugares. Cuando se ve amenazada, se oculta en grietas y hendiduras de árboles, e infla su cuerpo para que no se la pueda sacar.

Ocelote.
Es un felino de tamaño medio con cabeza pequeña y cola relativamente corta. Tiene una piel color gris como base y una serie de manchas cafés, rodeadas por un borde negro. La punta de la cola es negra. Buscado por los cazadores, es uno de los felinos más apreciados por su piel suave y moteada. Son nocturnos, y pasan el día descansando tranquilamente en las ramas de los árboles para salir a cazar cuando oscurece. Viven en parejas. Los cachorros nacen en invierno en camadas de 2 a 4 gatitos, dentro de una cueva. La cacería desmedida amenaza seriamente a este hermoso gato.

Coatí.
Se le reconoce por su larga nariz y su cola, que frecuentemente sobresale del pasto verticalmente como un periscopio, ocultando su cuerpo. Sin embargo, no pueden colgarse de ella, ya que este apéndice, tan largo como la cabeza y el cuerpo juntos, es solamente un medio de balance. Los coatíes hembras y sus hijos son muy sociables, por lo que no es raro encontrar grupos de 15 a 20 integrantes. Por el contrario, los machos viejos son de hábitos solitarios. Son omnívoros y comen frutos, nueces, brotes de vegetación tierna, insectos, lagartijas, pequeños mamíferos y carroña.

Cacomixtle.
Es un carnívoro pequeño, muy ágil, de cuerpo largo y miembros cortos, que se distingue por su larga cola anillada. Gusta de vivir en lugares rocosos, haciendo sus madrigueras en las oquedades de los acantilados. Se alimenta de mamíferos chicos, aves y reptiles, pero también roba algunas aves de corral. Por eso su nombre se aplica a los ladrones. La época en que se reproduce es de Marzo a Junio y tiene de una a tres crías que pueden bastarse a sí mismas a los dos meses. En México existe otra especie de cacomixtle que habita en las zonas tropicales de los estados de Veracruz y Guerrero.

Tlacuache.
Es un mamífero marsupial, debido a que cuando sus crías nacen no están completamente desarrolladas, pero terminan su crecimiento dentro del marsupio, una bolsa que la madre lleva consigo. Hace sus madrigueras en árboles huecos, o en hoyos que hayan sido cavados por conejos o armadillos, siempre y cuando estén secos para poder ocuparlos.  Son animales omnívoros, esto es, que comen de todo. No son sociables entre sí, y cuando son adultos es raro verlos juntos, excepto durante la época de reproducción. En los mitos nahuas, el tlacuache le roba el fuego a los dioses y lo guarda en su bolsa para obsequiarlo a los hombres.


  
Fuente: Bancomer – Álbum de la Naturaleza de México, p. 28 – 29.


Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración

El esfuerzo dio resultado

La intención cobra forma