Arsenal. Bombarderos de Londres. El Respaldo

El selecto grupo de defensores que se ha ganado un lugar especial entre la afición del Arsenal, cumple, por regla, ciertas condiciones entre las que destacan capacidad comprobada, orgullo deportivo y longevidad. Sólo con estos requisitos, se puede ser considerado para respaldar los éxitos del club bombardero.


Leslie Compton (1930 – 1953).
Pese a estar siempre bajo la sombra de su popular hermano Dennis, también elemento del Arsenal, Leslie fue fundamental para que el equipo de Highbury conquistara la liga de 1948 y la Copa de 1950, ambos triunfos después de la Segunda Guerra Mundial, etapa bélica en la que se enlistó en la Real Armada Inglesa. No obstante su dilatada permanencia con los gunners, Compton apenas rebasó los 100 partidos, por ello no figura entre los jugadores que más defendieron la mítica casaca. Dejó constancia de ser un zaguero respetuoso, apegado al espíritu deportivo. Después de la guerra en torno a él se conformó la defensa albirroja gracias a la confianza que sobre él depositó el estratega Tom Whittaker.

Frank McLintock (1964 – 1973).
En once temporadas alineó para 405 partidos, de los cuales sólo en 34 fue suplente. Antes de jugar en Highbury tuvo una actuación destacada con el Leicester hasta que en 1964 el Arsenal pagó ochenta mil libras esterlinas por su traspaso, cifra récord no sólo para el club sino para un defensa en toda la liga inglesa hasta entonces. Cuando llegó, los gunners navegaban en la mediocridad, por lo que se le atribuye el repunte que registraron cuando asumió el liderazgo en la cancha. Incluso era capaz de golpear a sus compañeros si estos no rendían. Su pasión por el futbol le inmortalizó además de sus virtudes como zaguero. Era un marcador muy férreo y sabía iniciar avances desde la retaguardia.

David O’Leary (1973 – 1993).
Años después de su retiro, nadie olvida a este férreo defensor de nacionalidad irlandesa que en 18 temporadas implantó un marca difícil de igualar al registrar 722 partidos defendiendo la casaca de los gunners. De esta cadena de alineaciones, sólo en catorce no salió entre la oncena inicial. Para un gran sector de la afición londinense, nadie ha sido más confiable y eficaz que este zaguero que aportó veinte años de su vida a la escuadra de Highbury.

Martin Keown (1983 – 1985, 1993 – 2004).
Su formación como futbolista se la debe al Arsenal, ahí debutó cuando tenía 17 años de edad. Después tuvo actividad con otros clubes como Aston Villa y Everton. En la década de los noventa volvió a Highbury para aportar su experiencia y cualidades defensivas. Este zaguero se ha inmortalizado entre los jugadores más emblemáticos de la historia del club londinense.

Nigel Winterburn (1987 – 2000).
A cambio de 350 mil libras esterlinas, en Mayo de 1987, a los 23 años de edad se unió a los Bombarderos de Londres procedente del Wimbledon. El mítico número 3 es un referente de la historia moderna del Arsenal, equipo con el que marcó época durante la última década del Siglo XX. Su legado al club de Highbury fueron trece temporadas de profesionalismo fuera de toda duda. Alcanzó la cifra de 584 partidos y sólo una docena como elemento de relevo.

Lee Dixon (1988 – 2002).
Con 24 años de edad llegó a las filas del arsenal donde se mantuvo catorce temporadas como titular indiscutible en 593 de los 618 partidos que defendió la casaca gunner. A este legendario jugador nacido en Manchester, se le recordará por ser un zaguero sumamente eficaz a la hora de marcar a los delanteros rivales. En el año de su retiro obtuvo el doblete en Inglaterra con la Liga y la Copa, situación que había vivido ya en la temporada 1997 – 1998.



Fuente:
Publicado en Fútbol Total. Colección. Los Gigantes del Mundo. Arsenal. Bombarderos de Londres, Ed. Grupo Medios, p. 66 – 67.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

25 Preguntas de Economía

Tipología de la Organización