Mundial México 1970. Y no iba a jugar

Pelé volvió del retiro con su selección a instancias del dictador Garrastazu, para bordar el ‘jogo bonito’ junto a una constelación estelar verdeamarelha.

“El de México fue el mejor Mundial de todos, el que más disfruté”, aseguró Pelé, quien estuvo a punto de no jugar la Copa del Mundo de 1970. Y es que tras las malas experiencias de Chile 1962, donde sólo jugó los dos primeros partidos antes de desgarrarse el muslo derecho, e Inglaterra 1966, en el que fue anulado a patadas por sus rivales, O Rei renunció a la selección, pero el dictador militar brasileño Emilio Garrastazu Médici lo obligó a regresar tres años después, a unos meses del torneo mexicano.


Tal acontecimiento fue benéfico para el futbol que reinó en esa edición mundialista, pues Edson Arantes do Nascimiento fue el máximo artífice del espectáculo futbolístico brasileño y guió a su equipo a la obtención de su tercera Copa Jules Rimet, hecho que le valió para ser considerado el mejor futbolista de todos los tiempos.

Desde el primer partido, Brasil impresionó y goleó 4 – 1 a Checoslovaquia con una excelente actuación del Rey, quien, sin embargo, aseguró: “no creo que podamos repetir el juego que hicimos contra Checoslovaquia que seguramente será el más hermoso de Brasil en este torneo”.

Por fortuna el delantero se equivocó en dicha aseveración y la canarinha explotó su juego bonito. Muestra de ello fue el partido ante Inglaterra, en el que una genialidad de Pelé marcó el rumbo del partido, pues se quitó la marca de tres hombres y tocó al hueco para que llegara Jairzinho a marcar el 1 – 0 definitivo a favor del Scratch.

En la Final entre Brasil e Italia hubo dos muestras más de la grandeza del Rey. La primera, al abrir el marcador con un cabezazo. Su marcador, Tarcisio Burgnich, recordó: “saltamos juntos, pero cuando volvía a tierra, Pelé seguía suspendido en el aire”.

La otra pincelada se dio en el cuarto y último gol, producto de una jugada de auténtico futbol asociación en la que todo el equipo tocó el balón hasta que O Rei tocó a la llegada del capitán Carlos Alberto por derecha y este fusiló a Enrico Albertosi.

Incluso, Pelé provocó el júbilo de la afición, aún cuando fallaba goles. Contra los checoslovacos sorprendió al portero Ivo Viktor con un tiro de 50 metros, pero el balón pasó a un lado de la horquilla derecha. De esa jugada, el astro comentó: “los porteros europeos salen mucho de su marco, casi hasta la orilla del área grande, cuando su equipo va al ataque. Ví que Viktor estaba así, lejos de la puerta y le lancé el disparo, pero no le puse la debida dirección”.

Frente a los ingleses, remató de cabeza picado a la esquina inferior derecha de Gordon Banks, quien realizó la atajada del Mundial al sacar el balón.

Y en la Semifinal ante Uruguay, corrió hacia un balón fuera del área pero lo dejó pasar y así fintó al portero Ladislao Mazurkiewicz, a quien evitó para reecontrarse con el esférico y de media vuelta sacar un tiro cruzado que rozó el poste derecho.

Así, la coronación de Brasil representó la dignificación del futbol – asociación: ofensivo, espectacular y efectivo. Fue una constelación de estrellas, entre las cuales destacaron Gerson, Tostao, Jairzinho, quien anotó al menos un gol en cada partido del Mundial, y Rivelino, de quien Franz Beckenbauer mencionó: “Al Mundial vine a ver a Pelé, pero terminé viendo a Rivelino”.

Dentro del despliegue de buen futbol en gran parte del Mundial, mención aparte merece la Semifinal Italia – Alemania Federal en el Estadio Azteca, la cual fue bautizada como ‘el partido del siglo’, ya que durante 120 minutos se anotaron siete goles, cinco en tiempo extra. Gianni Rivera fue el héroe azurri, ya que después de una serie de volteretas, anotó el 4 – 3 definitivo. Gerd Müeller anotó dos goles (el 2 – 1 a favor y el 3 – 3) y terminó como goleador del torneo con 10. Beckenbauer, por su parte, demostró su mentalidad ganadora, ya que, tras lesionarse antes de los 90 minutos, jugó la prórroga con el brazo sujetado al hombro con una venda.


Fuente: Por Diego Hernández en Récord. Ediciones Especiales. Todo sobre Sudáfrica 2010, p. 80 – 81.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

Cultura Olmeca