Los Arcanos Mayores del Tarot. 13. La Muerte

Corresponde a la letra hebrea Mem y al signo astrológico Géminis.

Es un esqueleto de color rosado que lleva una guadaña cuyo acero es rojo y el mango amarillo. La maneja hacia el lado izquierdo, según se puede adivinar el movimiento. Está segando trigo, flores, cabezas humanas y manos que brotan de la tierra.

Significados de la figura La Muerte.

No hay duda de que esta figura representa el renacer de la muerte.

En un sentido positivo, simboliza el cambio de la vida o en lo que se está haciendo; riesgos, renovación y hasta muerte. Es el símbolo de la ambivalencia en todas las manifestaciones, de la vida y de la naturaleza; esto es, que la muerte es el principio de la vida espiritual. La muerte hace que la materia tome nuevas formas vivas. Morir y ser enterrado en una fosa profunda y naturalmente oscura, representa por contraste, el renacer a la luz y en la altura, o lo que es lo mismo, la muerte es la suprema liberación.

En sentido negativo, significa melancolía, mal final de algo, cambio desfavorable en los asuntos que se están manejando.

En los sueños que se puedan considerar como de premonición, suele aparecer en lugar de esta figura, un esqueleto, un cadáver o bien, estiércol. El simbolismo viene a ser el mismo.

La guadaña: Significa siega, corte, esperanza en nueva vida, el renacer de la vida, esto es, la reencarnación. Las armas de forma curva que aparecen en el Tarot, como es la misma guadaña, hacen referencia a la Luna; por lo tanto, de manera indirecta mencionan al dios Thoth, dios de la muerte, a la noche, a la oscuridad, a lo pasivo y a lo femenino. Al insinuar al dios Thoth se habla del camino de muerte y, luego, del mismo camino hacia la otra vida.

El color rosado: Se identifica con el olor de un cuerpo vivo, lo que significa que la muerte no es muerte efectiva, sino vida de otra forma.

Movimiento: El movimiento de la guadaña hacia la izquierda, simboliza algo malo, ya que es un presagio desfavorable que puede interpretarse hasta como de muerte, y en este naipe precisamente eso significa. Pero no es nada más que el simbolismo antiguo lo que puede interesar en este caso, pues en plena época moderna, el psicoanalista ve en la corriente hacia la izquierda, un signo del subconsciente y de muerte. ¿Qué cómo y por qué se llegó a esa conclusión? No se sabe, pero la coincidencia no deja de tener su importancia.

El trigo: Simboliza vida, fecundidad.

Las flores: Son signo y símbolo de fugacidad de la vida, de la belleza y de lo logrado. A la vez, son símbolo del yo, manifestado en obras.

Cabezas humanas: Una cabeza humana es símbolo de pensamiento. En la presente carta es el pensamiento vivo de la mente que sobreviene a la muerte.

Las manos: En cualquier caso indican acción, trabajo, y en éste bien pueden aludir a lo que se hizo en vida y que puede quedar realizado después de la muerte física. Los antiguos egipcios entendían las manos como obras realizadas. El conjunto habla de la huella que el hombre debe dejar a su paso por la vida: pensamiento y trabajo positivos.  

Claves para resumir La Muerte.

Asociación astrológica: Géminis.

Muerte o transformación.

Enfrentamiento a una nueva puerta.

Fin de una situación.

Nuevo riesgo.

Inmortalidad prometida.

Dificultades múltiples.

Que el consultante cuide su impulsividad.

Si se utiliza con fines de predicción, esta figura indica desmoralizaciones, afectos que se pierden o que se rompen, desengaños por malas acciones, fracasos en los planes, empeoramiento de las malas condiciones.



Fuente:
Editorial Época – El Tarot y sus Secretos, p. 46 – 48.








Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad