Propiedad Intelectual

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, toda creación humana está protegida por el Derecho de Propiedad Intelectual, el cual abarca obras literarias y artísticas, trabajos científicos y académicos, fotografías, invenciones, diseños industriales, marcas y nombres comerciales, entre otros.

Es importante que conozcas cuáles son tus derechos, ya que como desarrollador contribuirás a la creación de material educativo.

Copyright.
La propiedad intelectual se divide en dos ramas: el copyright y la propiedad industrial. El copyright tiene como propósito proteger a los autores y creadores de alguna obra, incluye a: escritores, artistas, compositores, entre otros. Esta rama cubre: trabajos literarios, enciclopedias, diccionarios, artículos periodísticos, bases de datos, películas y programas de televisión, programas de cómputo y otros más.

Se adquiere de forma automática, es decir, tu obra queda protegida una vez que ha sido creada, no obstante, es recomendable su registro, para ello necesitas verificar si tu país es miembro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Existen dos derechos de copyright:
·         Derechos Patrimoniales: Puedes recibir y exigir una compensación monetaria por la reproducción, distribución, uso, traducción y explotación de sus creaciones.
·         Derechos Morales: Plantea tu reconocimiento como autor y la facultad para oponerte a que tu obra sea modificada o usada para fines que no sean autorizados por ti o que puedan dañar tu reputación.

El copyright tiene una vigencia de 50 años después de la muerte de su autor. De acuerdo con la OMPI, este estándar se aplica en casi todo el mundo, aunque en algunos países varía. En el caso de México es de 100 años, después de ese tiempo la obra se convierte en material de dominio público, es decir, que quien lo desee lo puede reproducir libremente.

Propiedad Industrial.
La propiedad intelectual incluye derechos exclusivos que son concedidos a invenciones a través de patentes, marcas, diseños industriales. Por ejemplo, el diseño de una plataforma de aprendizaje, indicaciones geográficas y la protección contra toda utilización no autorizada por su creador en el mercado y la industria en su conjunto.

Elementos que puedes proteger en la web.
Son contenido ya sea textos, fotografías, gráficos, música y vídeos, símbolos gráficos creados desde computadora como logos, el diseño y el código html utilizados para el sitio web.

Registro de propiedad intelectual.
Para la protección de las creaciones en tu país deberás acudir a la institución local encargada para registrar tu obra y seguir estos pasos:

·         Presentar la solicitud de registro por cada creación.
·         Anexar documentación que aporte su descripción.
·         Proporcionar cualquier otro documento o requisito que te sea solicitado.
·         Solicitar la fecha del resultado de la solicitud.
·         Recibir la expedición de la licencia con todos los derechos de creación.

Es importante que antes te cerciores que la obra sea original y para agilizar el proceso en caso de registros de marca, diseños industriales y denominaciones de origen puedes consultar los Sistemas Internacionales de Registro y los Sistemas de Clasificación de la OMPI.


Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Desarrollador de Contenido Digital.








Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad