La ciencia de los celos. Celos inmaduros, celos añejos

“Me traen tristeza, me causan dolor.
Celos, ¿Cuándo se irán?
Tengo que conservar mi mente posesiva,
que me convirtió en un tipo celoso.”
“Jealousy”, Queen


Si confiamos en la psicología evolucionista, ¿Están equivocados quienes consideran que los celos son una muestra de inmadurez, inexperiencia e inseguridad? ¿Se extinguen los celos con la edad?

Cuando una mujer está en una edad mayor a la reproductiva, no por ello disminuye el riesgo de que se pareja se convierta en un cornudo, pero al menos ésta no corre el riesgo de criar a los hijos del amante y, en consecuencia, cuarentones (y de mayor edad) deberían ser menos celosos. En teoría. No obstante, los estudios muestran que no importa la edad de un hombre: la intensidad de sus celos no disminuye en lo más mínimo. La posible explicación es que esos estudios no consideraron la edad de la mujer, es probable que en varias de las parejas estudiadas la mujer fuera mucho más joven que el hombre. Y si le queda alguna duda de esta hipótesis, dé un vistazo a su alrededor: entre mejor sea la estabilidad económica de los hombres, éstos se involucran con mujeres mucho menores que podrían ser sus hijas… o incluso sus nietas.

Y si se trata de una mujer madura, ¿Qué sucede en el caso de la infidelidad masculina? Con respecto a mujeres más jóvenes, es menos probable que cuarentonas y mayores tengan hijos pequeños, por lo que a ellas no debería preocuparles tanto como a una veinteañera la infidelidad emocional de su pareja. Hasta ahora, esto es lo que muestran las investigaciones.


Fuente:
Por Luis Javier Plata Rosas en Revista Algarabía No. 125 Febrero 2015, p. 50 – 51.









Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Análisis de Amparo Dávila – Alta Cocina