Sinfonía No.3 “Escocesa”. Separar lo lúgubre de la intensidad

La introducción es solemne, como un himno que abre paso a los violines del andante indicado por el autor.

Luego viene un silencio, después del cual inicia el ‘allegro’ con la indicación de ‘agitato’ y poco después, durante veintiún compases, ‘pianissimo’. De hecho, la sinfonía tiene indicado ‘pianissimo’ como dinámica preponderante – inicia con un ‘fortissimo’, que sólo acentúa lo suave del resto, lo cual le da un carácter oscuro y denso, muy adecuado para el paisaje que describe, pues pocos lugares son tan lúgubres como Escocia. En cuanto a la velocidad, prácticamente todo el primer movimiento se interpretará ‘assai animato’. Es paradójico que lo lúgubre se transmita con un tempo así; sin embargo, esto presenta uno de los retos de los directores: separar, como lo indica el compositor, lo animado de la velocidad de lo lúgubre de la intensidad de la ejecución.


Fuente:
Por Gerardo Piña en Revista Algarabía No. 125 Febrero 2015, p. 19 – 20.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Análisis de Amparo Dávila – Alta Cocina