La Tierra dividida en gajos

Naranja dulce, limón partido.
De acuerdo con una de esas leyendas que la gente inventa sobre sus gobernantes, a la reina Isabel II de Inglaterra (1533 – 1603) le encantaban tanto las naranjas que llevaban de América sus piratas ¡que se las comía con todo y cáscara!


¿Se habrá dado cuenta esta reina inglesa que bajo la cáscara la naranja tiene gajos dulces y semillas blancas?

Dos y dos son cuatro…
¿Cómo te gusta más la naranja: partida en dos o en cuatro partes? ¿Cortada por su centro o por la altura de su ombliguito? (Las naranjas también tienen ombligo; es esa parte en que la fruta estaba unida al árbol antes de los agricultores la cortaran.)

Si tienes prisa (o te da cierta pereza), es posible que prefieras no quitar la cáscara a una naranja para saborearla. Quizá decidas cortarla en dos partes, por la zona central o por la del ombligo. Sea la forma en que lo hagas, luego de cortar una naranja en dos partes te quedan siempre dos hemisferios.

Hemisferio es una palabra que proviene del griego y tiene dos partes: ‘hemi’, que significa ‘mitad’, y ‘sfera’, que significa ‘esfera’. Por tanto, hemisferio es ‘la mitad de una esfera’.

El misterioso corte de la naranja gigante.
Ninguna persona, por mucho que se lo propusiera y cualesquiera que fueran las herramientas que empleara, podría cortar a la Tierra en dos hemisferios. (¿Y para qué cortarla, si nuestro planeta – redondo, bello y luminoso – es mejor completo que dividido en partes?)

A una naranja sí se le puede cortar, pero no a la Tierra, la cual por su forma parece una naranja de dimensiones colosales. Una división de la Tierra en gajos o hemisferios (o lo que se quiera) tendría que ser necesariamente una actividad del pensamiento, una división imaginaria.

Los hemisferios tienen sus nombres.
Las partes de la Tierra que corresponderían al ombligo de una naranja son los polos, y existen dos: el polo Norte y el polo Sur. A la parte central de la Tierra, situada exactamente entre el polo Norte y el polo Sur, le han puesto el nombre de línea ecuatorial, o simplemente Ecuador.

La línea imaginaria que parece unir a los dos polos se llama meridiano y divide a la Tierra en dos hemisferios. El situado a la izquierda se llama hemisferio occidental (de occidente, otro nombre para referirse al oeste) y el de la derecha se llama hemisferio oriental (de oriente, nombre con que también se conoce al este).

Arriba de la línea del ecuador se halla el hemisferio norte; debajo de esa misma línea, se encuentra el hemisferio sur.



Fuente: 
Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad