25 Chistes de Profesiones II

1
- ¡Hola, Pedro! ¿Cómo está tu papá?
- Bajo tierra.
- ¿Qué? ¿Murió?
- No, está trabajando en una mina.
2
- Doctor, el pelo se me está cayendo. ¿Me puede dar algo para conservarlo?
- Sí, claro; aquí tiene esta caja de zapatos.
3
- Doctor, hace muchos días que no duermo, ni como, ni bebo, ni nada. ¿Qué será lo que tengo?
- Muy fácil, señora, lo que usted tiene es sueño, hambre y sed.
4
- Doctor, tengo tendencias suicidas. ¿Qué hago?
- Págueme ahorita mismo.
5
¿Cuál es el colmo de un matemático?
Sembrar una planta y que le salga la raíz cuadrada.
6
¿Qué hacen dos abogados bebiendo diecisiete cajas de cerveza?
Tratan de perder el juicio.
7
¿Qué le dijo el gallo al pollero?
Siempre que te veo se me pone la carne de gallina.
8
¿Qué músico era corto de vista?
Stavinski.
9
¿Qué tiene el rey en la panza?
El ombligo.
10
Casi muriéndose, un asmático sube por las escaleras y llega hasta al quinto piso, toca la puerta y cuando le abren dice:
- Doctor, tengo un asma terrible. ¿Qué me recomienda?
- No fume ni beba, repose y cómprese unos lentes.
- ¿Y qué tiene que ver los lentes con el asma?
- Son para que encuentre el departamento del doctor que está abajo, porque yo soy el albañil.
11
Después de ir al doctor, un hombre regresa abatido a su casa. Al verlo, su mujer le pregunta:
- ¿Cómo te fue?
- Mal. El médico me dijo que debo tomar estas pastillas para el resto de mi vida.
- ¿Y qué tiene de malo?
- ¡Que sólo me dio siete!
12
Después de sembrar el terror en un circo, una pareja de caníbales termina por comerse a un payaso. Al acabar de devorarlo, un caníbal le pregunta a su compañero:
- ¿Qué te pareció el banquete?
- No sé… me supo chistoso.
13
Dos amigas se encuentran en un restaurante y empiezan a platicar:
- ¿Te enteraste de la desgracia de Josefa? ¡Se volvió a quedar viuda!
- ¿En serio? ¿Cuántas veces le ha sucedido lo mismo?
- Con está, tres. La primera vez se casó con un cardiólogo que murió del corazón; después se casó con un miope que murió de mal de ojo.
- ¿Qué le pasó ahora?
- Se casó con un matemático que murió de cálculos.
14
Dos amigos se encuentran en una reunión hablando de negocios:
- Estoy iniciando un negocio sensacional: pienso abrir una taberna en el Sahara.
- ¿Estás loco? ¡No te caerá ni un solo cliente en medio del desierto!
- Quién sabe, pero si me cae alguno, ¿Puedes imaginarte la sed que tendrá?
15
El abogado, desalentado, le confiesa a su defendido:
- Lo siento mucho, pero ya no sé qué decir para salvarlo de la silla eléctrica.
- ¿Por qué no dice que fue usted?
16
El psiquiatra examina a su paciente:
- ¿Qué pasaría si le cortara la oreja izquierda?
- Pues dejaría de oír – responde el paciente.
- ¿Qué pasaría si también le corto la oreja derecha?
- Entonces no podría ver, doctor.
- ¿Cómo que no podía ver si le corto ambas orejas?
- Claro, porque sin orejas el sombrero se me hundiría y me taparía los ojos.
17
En el consultorio de un médico
- Doctor, trabajo como mula, me alimento como pajarito y me siento como gusano. ¿Qué me aconseja?
- Que consulte a un veterinario.
18
En el consultorio, el médico le dice al marido:
- Lo siento, señor, pero a su esposa sólo le quedan unas horas de vida.
- No se preocupe, doctor, si ya la he aguantado ocho años, me puedo esperar otro ratito.
19
En el departamento de envíos, el jefe le pregunta a Federico:
- ¿Marcaste la caja como te dije, con los rótulos de “Frágil” y “Este lado hacia arriba”?
- Sí, jefe – contesta orgulloso Federico –. Y para estar seguro se lo puse en todas partes.
20
En un restaurante, el mesero le pregunta al cliente qué desea ordenar y éste le contesta que un filete. El mesero le aclara que en ese restaurante es obligatorio pedir sopa
- Pero yo no quiero sopa, sólo deseo un filete y nada más
- Lo siento, señor, pero éste es un restaurante especializado en sopas, y si come aquí tiene que pedirla
- Insisto: yo sólo quiero un filete; sopa no
- Lamento repetirle, señor, que en este restaurante hay que pedir sopa
- Esta bien, tráigame la sopa
- Lo siento, pero no nos queda sopa.
21
En un restaurante, un cliente le grita al mesero:
- ¡Mesero, en la sopa hay una mosca!
- ¿Y usted cuántas pidió?
22
Era un futbolista tan malo tan malo, que cuando metió un gol, en la repetición lo falló.
23
Está una mujer cenando en un restaurante y de repente llama al mesero y le pregunta:
- ¿Tiene ancas de rana?
- Sí, señora
- Entonces, ¡Dé un salto y tráigame un vaso de agua, que me ahogo!
24
La madre de Juanito estaba harta de que el niño no quisiera comer.
- Come, por favor.
- ¡No quiero!
El padre del niño, que es psicólogo interviene:
- Mujer, hay que permitir que los niños decidan por sí mismos. Juanito: Te comes la sopa o te doy tres nalgadas.
25
Luego del parto, el médico habla con Simplicio, el padre del recién nacido:
- Mire, hubo una pequeña complicación y tuvimos que ponerle oxígeno a su hijo.
- ¡Chin! Pero yo quería ponerle Giancarlo.



Fuentes:         
WIM-¿Adivini-Chistes? ¿Chisto-Adivinanzas?


Para ver la anterior parte de este compendio de chistes, dirígete a este link:
http://divinortv.blogspot.com/2014/11/25-chistes-de-profesiones.html








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración