Cortés en Tlaxcala

Tlaxcala fue una de las ciudades más importantes dentro de la ruta que Cortés siguió para llegar a Tenochtitlán.

Cortés solicitó de los tlaxcaltecas permiso para pasar por ahí, asegurándoles que venía como amigo.

Los tlaxcaltecas, sin embargo, no fueron de un mismo parecer: unos querían recibir en paz a Cortés; otros aconsejaban combatirlo con las armas.

Así las cosas, un ejército tlaxcalteca, al mando de Xicoténcatl el Joven, quiso en vano detener en vano el avance español, pues pudo más la superioridad de las armas europeas que la bravura de los aborígenes y de su gran jefe.

Los indios hubieron de someterse y concertar la paz.

Recibido en Tlaxcala, Cortés se enteró de que los tlaxcaltecas no eran amigos de los aztecas, y entonces les dio a conocer el verdadero propósito de la expedición española y les propuso que juntos lucharan contra los aztecas.

Desde ese momento, Tlaxcala, deseosa de librarse del yugo azteca, se convirtió en el más valiente y valioso aliado de Cortés.

Los españoles continuaron entonces su camino. En Cholula fueron recibidos pacíficamente, aunque con desconfianza.

Cortés creyó que le preparaban una emboscada, y, tratando de anticiparse, dispuso una matanza – resultó terrible – contra los indefensos habitantes de Cholula.

Fuente:

Generación 1960. Mi libro Historia y Civismo. Tercer Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 85 – 86.

App CONALITEG Digital. Generación 1960. Tercer Grado. Mi libro Historia y Civismo.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad