Las solteronas. Corolario

La lucha de las mujeres solteras para ser una parte respetada de la sociedad ha trascendido a lo largo de los siglos. A partir de la liberación femenina y la píldora anticonceptiva, la solterona pasó a ser soltera feliz —«no tengo ni Rey, ni Roque ni cabrón que me sofoque», decía la tía Socorrito—, mudó de ser un alma en pena que pudo haber calado hecha completamente para casarse y tener hijos, a una persona independiente que tiene muchas opciones en su vida para estar contenta y satisfecha. Sin embargo, a pesar de que ha habido un despegue en nuestra percepción de esta criatura, aún no estamos cómodos con ella. Hemos visto a las solteronas dar un paso adelante en su rol y ganar autonomía, mas todavía hay algo sospechoso acerca de la independencia femenina, algo que aún amenaza el status quo, a otras mujeres y a muchos hombres. La prueba es que una imagen como la de Teresita Trujillo aún nos hace conmovernos.


Fuente:
Por María del Pilar Montes de Oca Sicilia en Revista Algarabía, No. 125, Febrero 2015, p. 101.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad