Jesús. Misión pública. Primera aparición pública

La primera aparición pública de Jesús tiene lugar en la sinagoga de Cafarnaúm donde la gente acude en gran can­tidad, gracias a que la noticia de la conversión del agua en vino ha impactado a todos los que conocen esa historia. Todo el auditorio está en espera, no de escuchar la palabra de Dios sino más bien morbosamente, para contemplar al­guna manifestación sobrenatural que dé testimonio de la naturaleza de aquel que va a hablarles, pero no hay tal es­pectáculo. A cambio, Jesús dice simplemente: "Sean pacien­tes y verán la gloria de Dios; así es como será para todos aquellos que aguardan conmigo y aprenden así a hacer la voluntad de mi Padre, que está en los cielos". Desafortunadamente, la gente no comprende realmente el significado de las breves palabras del nazareno.

Jesús los manda a que se ocupen de sus deberes regu­lares hasta que llegue la hora del reino, él mismo da ejem­plo trabajando en el astillero, no sin antes recordarles que: "Cada uno de ustedes debe regresar a su trabajo y recuer­den que mi reino no ha de llegar con estrépito y seducción, sino más bien a través del gran cambio que mi Padre habrá efectuado en sus corazones, sean pacientes y dulces, obe­dezcan siempre a la voluntad del Padre, prepárense para la llamada del reino. Para aquellos que lo han encontrado, su alegría será completa y serán llamados los bienaventura­dos de toda la tierra. Pero no alimenten falsas esperanzas; el mundo tropezará con mis palabras, exigirán la realiza­ción de prodigios como prueba de que soy el enviado de mi Padre y tardarán en reconocer el carácter de mi misión".


 

Fuente: 
Los Grandes. Jesús, Editorial Tomo, p. 125 – 126.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Principio de Excepción

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad