Estructura de un CV

En promedio, los reclutadores se detienen a ver un C.V durante 7 segundos, con base en esto el 80 % de los currículums son descartados porque contienen faltas de ortografía o simplemente no exponen las competencias que invitarían a leerlo detenidamente, por ello, es importante que elabores un currículum con una estructura orientada hacia la vacante de empleo a la que vas a aplicar, seleccionando las habilidades que te interesan destacar, para lograrlo, respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Cuál es el puesto de trabajo al que te postulas?

De esta forma tendrás claros tus objetivos que persigues con la empresa y sabrás de qué forma expresar tus competencias en el currículum.

¿Qué sabes hacer?

Enfatiza los conocimientos o habilidades específicas que se requieren para realizar las tareas relacionadas a la vacante que aplicas, de esta manera, tendrás mayor posibilidad de interesar al reclutador.

Selecciona el tipo de currículum que entregarás a tu posible empleador, existen dos tipos:

1) Cronológico (Principalmente): En este debes ordenar la información según su fecha, desde tu experiencia profesional más reciente hasta la más antigua, sirve para demostrar tu evolución personal, las empresas en las que has trabajado y el tiempo que permaneciste en ellas.

2) Funcional: En este agrupa la información por temas, debes resaltar tus competencias, habilidades y logros. El inconveniente de este tipo de CV es que oculta el tiempo en cada trabajo, y no manifiesta las empresas en las que trabajaste.

Investiga cómo es la empresa a la que te postulas, para que verifiques qué tipo de currículum es el ideal y sepas adaptar tanto la estética como el contenido de la información.

Organiza en secciones la información de tu perfil profesional:

Lo primero que debes de mostrar son tus datos de contacto actualizados: Nombre y Apellidos, Edad, Dirección, Teléfono, E – mail, el nombre de tu carrera, el puesto al que aplicas, una fotografía formal y nítida, que tenga un fondo blanco de preferencia. Agrega un recuadro en el que indiques la fecha de actualización de tu C.V.

Formación Académica: Escribe sólo el título de estudios máximo que tengas.

Experiencia Profesional: En ella mencionas los puestos que has desempeñado y los lugares dónde has estado. Utiliza la fórmula Meta + Acción Ejecutada = Resultado logrado, con ella darás a conocer tus habilidades e información relevante de manera concreta,

Formación complementaria: Coloca los cursos o diplomados más importantes que has tomado y que sirvan como referencia importante a la empresa.

Habilidades: En esta sección escribe los idiomas y el porcentaje que tienes de dominio, así como el manejo de aspectos de Informática, entre otros.

Otros datos de Interés: Aquí escribe características como disponibilidad para viajar, incorporación inmediata o algún proyecto social en el que estás involucrado.

Evita crear un currículum general que envíes a todas las empresas, adecúalo para que esté de acuerdo con la vacante.         

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Estructura de un CV.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

La intención cobra forma