Figuras de los Mundiales. Mario Alberto Kempes

“En la adversidad, el grupo se unió a muerte y ése fue el motor”
Mario Alberto Kempes, sobre la final del Mundial de 1978.
 

Hijo de un exjugador amateur, quien le inculcó el amor al balompié desde muy chico, Mario se inició en el futbol a los siete años, y a los 14 se integró al cuarto equipo del Talleres de Bell Ville. En 1969 jugó también para el conjunto Biblioteca Bell de la liga local. Muy temprano en su carrera supo ligar su nombre a la fama de goleador, pero con un instituto asesino propio de un ‘Matador’.

En la campaña 1970 de su liga local, Kempes marcó 46 tantos y los hizo bajo el pseudónimo de ‘Aguilera’, ya que de esta manera podía jugar con ambos equipos a la vez y librar la tasa que pedía el Bell por él.

Mario fue descubierto en un torneo amistoso que el Talleres Bell Ville jugó en 1972 ante los equipos profesionales Belgrano, Talleres y Central Córdoba. Ganaron el minitorneo y Mario convirtió cuatro goles en esos tres encuentros.

El Instituto de Córdoba lo contrató el 10 de Marzo de 1972, a cambio de tres millones de pesos argentinos.

Su debut en Primera División se produjo el 5 de Octubre de 1973, ante Newell’s Old Boys, que ganó 1 – 0.

Cuatro días después marcó su primer gol en el máximo circuito ante el River Plate.

El Instituto, donde compartía honores con Osvaldo Ardiles, tuvo ese año la mejor temporada en toda su historia al finalizar en el tercer puesto.

En 1971 hizo su primera aparición en la Selección Argentina en el torneo juvenil de Cannes, donde anotó cuatro goles, y en Septiembre de 1973, Enrique Omar Sivori le hizo debutar con el primer equipo albiceleste ante Bolivia para las eliminatorias rumbo a Alemania 1974, en un grupo bautizado como la ‘Selección Fantasma’.

Kempes tuvo que presionar al Instituto para conseguir un contrato con un club de más prestigio, el Rosario Central en 1974.

Finalmente, después de dos semanas parado, el negocio se concretó por 130 millones de pesos argentinos.

Kempes debutó con el Central el 22 de Febrero de 1974 contra el Gimnasia y Esgrima de La Plata, y 26 meses después jugó su último partido con ese equipo, el 1 de Agosto de 1976, empate sin goles contra el Newell’s Old Boys.

El ‘Matador’ aún figura como el máximo artillero en la historia de la escuadra amarillo y azul con 100 goles en total, 89 de ellos en cotejos oficiales.

Participó en el Mundial de Alemania 1974 y sus actuaciones comenzaron a llamar la atención a nivel internacional. No consiguió ninguna anotación, y como la máquina albiceleste no estaba bien ‘aceitada’, no pudo evitar la descalificación ante Holanda.

En 1976, el Valencia, dirigido por Heriberto Herrera, se interesó en sus servicios, pero nuevamente Kempes se vio ante la dificultad de sus directivos por dejarlo marchar. Tuvo que recurrir a un plebiscito entre los socios del club para que aceptaran la oferta por 600 mil dólares que ofrecían de España.

En el Mundial de 1978, su selección conquistó el título de Campeón del Mundo y Kempes fue el máximo goleador de la justa con dos goles en la Final frente a Holanda. Además fue declarado como el Mejor Jugador del torneo.

En su primera temporada en España obtuvo el ‘Pichichi’ y le dio a los valencianos la Copa del Rey de 1979, al marcar dos goles en la Final contra el Real Madrid. También dejó su nombre en Europa, al conquistar con el Valencia, dirigido por Alfredo Di Stéfano, la Recopa de 1980, tras vencer en la final al Arsenal por penaltis.

Ese mismo año auxilió al Valencia para llevarse la Supercopa a sus vitrinas, tras superar al Nottingham Forest. Con el Valencia fue designado ‘Mejor Jugador’ de la Liga Española en 1979 y como ‘Jugador Europeo del Año’ en 1981.


Fuente:
Récord Mundial, Alemania 2006 ¡Piensa en Grande!, Ed. Notmusa, p. 92.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Cultura Olmeca

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología