España 1982. Década perdida

Con más nombres que futbol, el seleccionado mexicano arribó a Honduras con la plena confianza de obtener alguno de los dos pasajes disponibles a España. 

En la inauguración el Tricolor fue silbado y abucheado en la ceremonia. En la cancha}, la goleada ante Cuba generó mayor confianza. Tivor Ivanovic, el húngaro estratega de los isleños, dijo al respecto: “México es seguro finalista, sólo falta saber si va de primero”.

“Ahora los rivales deberán temernos”, dijo Hugo Sánchez. La confianza era tal que los federativos pactaron un encuentro de preparación ante la URSS en Enero de 1982. 

Dicho encuentro jamás se efectuó. Una inoperante selección verde y blanco se paró frente a su similar de El Salvador para caer por la mínima diferencia, en un contragolpe gestado por el ‘Mágico’ González. La prensa acusó al equipo de excesivas precauciones. 

Con la denuncia del técnico canadiense de un supuesto dopaje del haitiano Emanuel Sanon, los caribeños afrontaron el duelo contra México de la mejor manera y estuvieron cerca de conseguir la victoria. 

Hugo Sánchez supo resumir mejor que nadie el encuentro: “Cuando a un equipo débil se le permite respirar, se crece y finalmente ocasiona serios problemas”. 

Con la soga cada vez más apretada, los mexicanos debieron encarar el juego ante Canadá sin la presencia de Álvarez y Sánchez por acumulación de tarjetas; el empate a un gol no resolvió nada y Cárdenas aún mostraba un optimismo vacío. 

Los verdes quedaron a la deriva en espera de un milagro. Con el temor de la eliminación encima, los federativos nacionales ofrecieron 150 mil pesos a cada jugador por calificar. 

Todo se definiría en el último encuentro de la eliminatoria antes los ya calificados hondureños. Un triunfo colocaría a México en España. 

Pero en la cancha, el equipo se vio incapaz de marcar goles. Jamás pudo descifrar el cerrojo catracho. La oportunidad más clara vino sobre el final, cuando Hugo Sánchez, solo frente a la cabaña desguarnecida, vació su disparo, con el que se diluyeron las últimas esperanzas mexicanas. El Salvador conquistó el último boleto, a pesar de que sólo pudo marcar dos goles.

Fuente:
Récord Mundial, Alemania 2006 ¡Piensa en Grande!, Ed. Notmusa, p. 102.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Cultura Olmeca