La Guerra por la Independencia. Otras campañas de Morelos

Morelos decidió, en seguida, ocupar a Cuautla, objetivo que consumó, y fortificarse allí para hacer frente al ejército de Calleja, hasta entonces vencedor en todos los encuentros. Calleja, frustrado en su intento de tomar por asalto aquella plaza, le puso cerco, para sitiarla por hambre, y cuando habían pasado setenta y dos días sin que los defensores se rindieran, les ofreció el indulto, a condición de que depusieran las armas definitivamente. A eso Morelos contestó: “Concedo igual gracia a Calleja y a los suyos”.

El ejército de Morelos y la población de Cuautla resistieron con heroísmo el sitio. Todos los pobladores intervenían en la lucha. Hasta un niño, Narciso Mendoza, que vio cómo cierto lugar se había quedado sin artilleros, disparó un cañón contra los realistas; y aun cuando los alimentos fueron acabándose, y con frecuencia los sitiadores conseguían cortar el agua, en la ciudad nadie habló de rendirse.

Por último, viendo Morelos que sería imposible resistir indefinidamente el sitio, dispuso romperlo y abandonar la plaza. Así se hizo, si bien con grandes pérdidas. En la retirada, Leonardo Bravo cayó prisionero.

Reorganizado su ejército, Morelos logró tomar a Orizaba, a Oaxaca y, algunos meses después, el puerto de Acapulco. 


Fuente:
Generación 1960. Mi libro Historia y Civismo. Cuarto Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 59 – 60.
App CONALITEG Digital. Generación 1960. Cuarto Grado. Mi libro Historia y Civismo.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad