Ventaja Comparativa

En principio, para definir lo que es la teoría de la "ventaja comparativa", recurriremos al autor de la misma, el economista británico David Ricardo, quien postula que si un país no posee ventaja absoluta sobre ningún bien o producto, a ese país le conviene especializarse en la producción de dichos productos en los que tenga menos desventajas. En base a esto, el comercio exterior y los precios dentro del mercado internacional de un producto se fijan de acuerdo a los costes del trabajo dentro de las fronteras de cada país.

El simple hecho de poder comercializar aquellos activos en los que se tiene una ventaja comparativa representa una oportunidad de crecimiento que ayuda a prosperar, al tiempo que posibilita la adquisición de productos en los que otros países están especializados. Por otro lado, este reparto de roles también supone una desventaja, especialmente porque las materias primas suelen llevar las de perder frente a productos manufacturados o países exportadores de tecnologías y otros productos que tienen un importante valor añadido. En un mundo donde la competencia perfecta no existe, los fallos del sistema priman y, junto con otros factores, impiden un funcionamiento del comercio internacional con resultados más equitativos.

La teoría de la ventaja comparativa nos dice que cada país se puede especializar en las cosas en las que son más eficientes dejando de lado los temas o productos en los que son más ineficientes cuando nos referimos a la producción. Si el país no tiene una ventaja total en la producción de un determinado bien, siempre puede especializarse en los productos en los que puede encontrar una ventaja para lograr de esta manera incursionar en el mercado internacional. Dicho de otra manera, la teoría consiste en fijar la idea básica de los países deben de especializarse en productos donde se tiene ventaja, producir lo que les es más sencillo con los menores costos. El país puede llegar a producir un producto y exportarlo por un costo menor que el de otro país.

David Ricardo fue el moldeador de la teoría comparativa que inicialmente fue introducida por Adam Smith, dándole a entender a los países que lo mejor para su economía era especializarse en las cosas o bienes que les era más fácil de producir y luego de producidos estos productos, empezar a comerciar para llegar a obtener los bienes que sí les eran difíciles de producir. Se encargó de dar una explicación lógica de las ventajas que tienen las personas cuando saben aprovechar los recursos para lograr un mayor rendimiento. La teoría ha sido una base fundamental para el comercio internacional en la actualidad.



Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Economía