Leyendas de las Artes Marciales

El amo del dragón: Bruce Lee.

FECHA: 1940-1973.

DISCIPLINA: Jeet Kune Do.

HAZAÑA: Dar un golpe en menos de 30 centésimas de segundo y manipular vertiginosamente los chacos.

Fue el actor más famoso de filmes de artes marciales, entre los que destaca la cinta Operación Dragón (1973); también se encargó de difundir el Kung Fu en Occidente. A los 18 años abandonó Hong Kong y se trasladó a EE.UU., ahí dio clases y fue retado por la comunidad china porque enseñaba a "extranjeros". La comunidad escogió a Wong Jack Man para enfrentarlo, pero el retador, tras un intercambio de golpes, comenzó a dar vueltas por el gimnasio, entonces Bruce lo alcanzó y lo derribó golpeándolo en la cabeza para luego inmovilizarlo; no obstante, se dio cuenta de que el combate había durado demasiado, por lo que modificó su estilo de pelea para ser más rápido y, bajo esos principios, concibió su método, el Jeet Kune Do o Camino del Puño Interceptor. Así perfeccionó las patadas laterales —con y sin salto—, desarrolló un golpe letal a corta distancia (One Inch Pound), puñetazos en 30 centésimas de segundo y una gran destreza con el nunchaku (chacos) y con el bo (palo largo).

 

El primer Jedi: Miyamoto Musashi.

FECHA: 1548-1645.

DISCIPLINA: Espada.

HAZAÑA: Nunca fue vencido.

Cuando tenía seis años murió su madre y un año después su padre lo abandonó, por lo que fue adoptado por su tío, un sacerdote budista. El joven comenzó a estudiar Kendo y su carrera como samurái comenzó a los 13 años, cuando mató con un bokken (espada de madera) a Arima Kihei, un maestro Shinto, a quien derribó y le partió la cabeza. A los 16 años derrotó al samurái Tadashima Akiyama y a los 19 se enlistó en el ejército de Ashikaga para luchar contra Tokugawa leyasu; a pesar de estar en el bando perdedor sobrevivió a la batalla de Sekigahara, la cual cobró 60 mil víctimas en tres días. Continuó batiéndose en duelos con lo que aumentó su prestigio pese a su aspecto desaliñado, ya que jamás se bañaba. A los 28 años protagonizó un mítico duelo contra un espadachín invicto, Sasaki Kojiro; esa fue la última vez que su espada derramó sangre, dado que a partir de entonces siempre que se enfrentó a sus adversarios lo hizo con un bokken y nunca perdió en sus más de 60 duelos.

 

Manos de Acero: Mas Oyama.

FECHA: 1923-1994.

DISCIPLINA: Karate Do Kyokushin.

HAZAÑA: Matar toros a mano limpia.

De origen coreano, viajó a Tokio para convertirse en piloto, lo cual no consiguió porque fue discriminado. Esto lo condujo al Karate Do y a conseguir el 4° dan a la edad de 20 años; sus manos se hicieron tan duras como un martillo y con ellas podía romper tablas, ladrillos y piedras. Cuando ganó el campeonato de todo Japón se le recriminó por combatir con demasiada dureza y se retiró frustrado a las montañas para entrenar más horas de las que dormía. Ahí permaneció tres años y su rutina consistía en golpear árboles, levantar el doble de su peso 500 veces al día, meditar bajo cascadas heladas y pelear con animales. A los 27 años descendió de las montañas y comenzó sus batallas con toros: combatió contra 52, a tres los mató y al resto les cortó los cuernos con el canto de la mano; no obstante, casi muere en México cuando uno lo corneó en 1957. Los años siguientes combatió con 270 luchadores, boxeadores y peleadores, ganando todos sus encuentros que no duraban más de tres minutos y que definía con un solo golpe.

 

El “Neo” de Verdad: Morihei Ueshiba.

FECHA: 1883-1968.

DISCIPLINA: Aikido.

HAZAÑA: Esquivar balas.

Concibió técnicas defensivas y no de ataque (Aikido), por eso es considerado uno de los grandes maestros de la historia. Durante su servicio militar fortaleció su cráneo golpeándolo con una piedra cien veces al día, sacaba raíces de árboles con sus manos y se duchaba con agua helada. Viajó a Mongolia buscando un lugar donde establecer un centro de todas las religiones, pero en ese país prevalecía la violencia, y el grupo que dirigía fue atacado por nacionalistas chinos. Las balas llovían sobre él y parecía que su muerte era inevitable, pero Morihei "veía" una bola blanca y la esquivaba, mientras —instantes después— llegaba la bala verdadera. En 1935 instituyó un santuario dedicado al Aikido y en 1961 viajó a Hawai (EE.UU.) para asistir a la apertura de un dojo; ahí realizó una demostración con varios marines, altos y fuertes, que no pudieron ni tocarlo, mientras los derribaba como bolos aprovechando su propio impulso. Ueshiba desarmaba enemigos, vencía a un gran número de atacantes e inmovilizaba a sus oponentes con un dedo.

 

Asesino de Fieras: Gogen Yamaguchi.

FECHA: 1909-1989.

DISCIPLINA: Karate Do Goju Ryu.

HAZAÑA: Matar a un tigre.

Creó el combate libre y era capaz de descubrir las intenciones de sus adversarios antes de que lo atacaran, por lo que fue apodado "El Gato". En 1939 el gobierno japonés lo envió a Manchuria para realizar labores de espionaje, pero fue capturado y llevado a prisión donde meditaba para mantenerse ajeno a su realidad. Los carceleros le comunicaron su conducta al director, quien ordenó lo privaran del sueño, lo aislaran en la oscuridad y redujeran al mínimo sus alimentos. Como no podían doblegarlo, capturaron a un tigre y no le dieron de comer por tres días. El director, los guardias y los presos se congregaron en el patio para presenciar la muerte de Yamaguchi; cuando lo arrojaron a la jaula lanzó una patada que se impactó entre los ojos del tigre y antes de que pudiera recobrarse, pasó su antebrazo por el cuello del felino hasta que se desplomó sin vida. Terminada la Segunda Guerra Mundial fue liberado.

 

Coloso de carne y hueso: Milón de Crotona.

FECHA: 510 a.C.-?

DISCIPLINA: Lucha.

HAZAÑA: Ganar 6 Juegos Olímpicos antiguos.

Destacó en juegos Olímpicos por ganar seis veces la lucha, además de ser periodonica (vencedor en los cuatro grandes juegos: Olímpicos, Délficos, Nemeos e Ístmicos) en un mismo ciclo, una marca jamás igualada. Mitón tomaba una ternera cada mañana, la alzaba y recorría todo el establo; conforme el animal crecía, él también aumentaba su fuerza. Cuando la vaca alcanzó la edad adulta, la cargó 120 pasos, la colocó en un altar, la mató de un puñetazo, la asó y se la comió. Un día encontró un árbol rajado que tenía una cuña en

una hendidura. Queriendo partir el árbol, quitó la cuña y las dos partes del tronco atraparon su mano; al caer la noche fue devorado por una manada de lobos.

 

Peleador invencible: Nai Khanom Thom.

FECHA: ¿?

DISCIPLINA: Muay Thai.

HAZAÑA: Derrotar a 11 birmanos en fila.

En 1764 la capital de Siam (hoy Tailandia) fue tomada por el ejército birmano y miles de thais fueron hechos prisioneros, entre ellos Nai Khanom Tom, quien fue esclavizado y conducido a Rangún. El rey de Birmania presidía unas fiestas religiosas en las que se hacían representaciones de teatro, música y artes marciales. Los birmanos, que desarrollaron su propio estilo de pelea (el Parma), quisieron medir a uno de sus guerreros contra un cautivo. Los thai eligieron a Nai Khanom Thom, quien resultó vencedor aplicando técnicas de patada, rodillazo, codazo y golpes de puño. Ante la rápida victoria, los birmanos escogieron a otro peleador y a otro hasta sumar once, los cuales fueron vencidos. Como premio, el rey de Birmania le concedió la libertad y le ofreció riquezas o dos bellas esposas; el peleador dijo que era más difícil encontrar amor que dinero, y eligió a las mujeres. Esto ocurrió un 17 de marzo, día en que se celebra el May Thai en Tailandia.



Fuente:
Por René Téllez en H para Hombres, #156, Mayo 2012, Ed. Notmusa, p. 120 – 123.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Chistes ¿Qué le dice...

25 Preguntas de Economía

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad