Figuras de los Mundiales. Ronaldo Nazario da Lima

“Un talento así lo hubiera descubierto hasta mi abuela”
Arnesen, ex director técnico del PSV Eindhoven.
 

Debe su nombre al doctor Ronaldo Valente, quien asistió en el parto a su madre Sonia dos Santos Barata.

En 1993, integra la selección Sub – 17, que participa en el Sudamericano en Colombia, y su pase es vendido del Sao Cristovao por 50 mil dólares al Cruzeiro. En Diciembre de 1993 es convocado por primera ocasión a la selección grande contra Argentina. Ronaldo juega los últimos 10 minutos en reemplazo de Bebeto. 

Al término de la temporada es fichado por el PSV Eindhoven, a través del promotor italiano Giovanni Branchini, además de que Parreira decide incluirlo en el listado final para el Mundial de Estados Unidos 1994. Ronaldo no jugó un solo minuto y en la Final se le recuerda por portar una videocámara en la mano. 

Su aventura europea inició con la conquista del título de goleo en la Liga de Holanda, pero aun así Zagallo lo marginó de la Copa América de 1995. 

En su segunda campaña en Holanda, el PSV Eindhoven no consiguió escalar el tercer puesto obtenido el año anterior y Ronaldo sufrió en su rodilla derecha su primera intervención quirúrgica. 

Ronaldo consiguió reestablecerse para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, donde marcó cinco goles y atrajo la atención del Barcelona, equipo que lo adquirió por 20 millones de dólares. 

Ronaldo llegó en Julio del año siguiente al Inter, su nuevo club, y en su primera campaña sigue marcando con la misma facilidad, a pesar de la dura marca del ‘catenaccio’. 

Al Mundial de Francia 1998 Ronaldo llegó como un jugador maduro y en la cancha lo demostró con cuatro goles que abrieron el camino para la Final, pero sufrió un ataque que su compañero de cuarto, Roberto Carlos, señaló como epilepsia. 

A la desilusión de la derrota siguió una pobre temporada con el Inter. En un partido ante el Lecce, el tendón derecho terminó por romperse y el jugador es operado en París por el doctor Gerard Saillant. 

El 12 de Abril de 1999 regresó a las canchas en la Final de la Copa de Italia y en ese mismo partido realizó una finta y emitió un grito que hizo anticipar lo peor: rotura completa del tendón de la rótula derecha. El diagnóstico de Saillant fue duro: hay que reconstruir la rodilla y al menos tardará un año en regresar. 

Finalmente en el 2002 retornó al futbol, alcanzó a jugar 10 partidos con el Inter, en los que marcó 7 goles, y Luiz Felipe Scolari no dudó en llevárselo al Mundial de Corea y Japón, donde recuperó su forma goleadora y marcó ocho tantos para convertirse en el pilar brasileño para la conquista de su pentacampeonato mundial. 

Al Real Madrid llegó bajo la presidencia de Florentino Pérez y lo que inició como un tórrido romance entre el brasileño y la afición merengue, gracias a un título de Liga, la Copa Intercontinental y la Supercopa de Europa en su primer año con el club y un ‘Pichichi’ en su segunda temporada, que terminó por derivar en un amargo distanciamiento.

Fuente:
Récord Mundial, Alemania 2006 ¡Piensa en Grande!, Ed. Notmusa, p. 137.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

Cultura Olmeca