Los juegos que marcaron mi vida. Stuart Pearce






Marzo 19, 1983. Yeovil 1 Wealdstone 5.
“Tenía 20 años y era eléctrico de medio tiempo. Escuché que Bobby Gould, técnico del Coventry, había ido a verme. Él se fue al medio tiempo, pero para el siguiente lunes, yo ya era jugador de Primera División. Ese fue realmente el juego que cambió mi vida”.


Mayo 19, 1987. Inglaterra 1 Brasil 1.
“Contra Brasil y frente a 92,000 personas en Wembley… Nada mal para iniciar una carrera con la Selección, ¿Cierto? Ellos fueron increíbles. ¡Nunca había visto movimientos así! Por mi culpa metieron su gol. Esa noche no me quedó duda del inmenso oceáno que hay entre el futbol de Liga y el de Selecciones”.

Julio 4, 1990. Inglaterra 1 Alemania 1 (Alemania ganó 4 – 3 en penaltis).
“Aunque perdimos, podemos estar orgullosos de nuestros logros en Italia 90’. Fuimos sin ninguna expectativa, pero cautivamos a la nación y esa buena sensación ayudó a establecer la Premier League. Los alemanes me enseñaron cómo ser humilde en la victoria. Después del partido, Peter Shilton y yo tuvimos que hacer un examen antidoping y sentarnos en una pequeño cuarto junto a dos de ellos. No hubo regodeo; ganaron con honor”.

Febrero 19, 1992. Inglaterra 2 Francia 0.
“La primera vez que fui capitán de Inglaterra fue contra Nueva Zelanda, en Wellington, ocho meses antes, pero esta fue mi primera vez con el gafete en Wembley. Siempre fuie muy apasionado por mi país, así que estuve increíblemente orgulloso. Al salir del túnel, no pude evitar pensar en mis humildes antecedentes en las ‘no – Ligas’. Cuando el juego empezó, intenté hacer a un lado todas esas emociones. Ganamos, no nos hicieron gol y Alan Shearer anotó en su debut con Inglaterra”.

Junio 22, 1996. Inglaterra 0 España 0 (Inglaterra ganó 4 -2 en penaltis).
“En los cuartos de final de la Euro 96’ se dio otra tanda de penaltis. ¡Había una atmósfera increíble en Wembley! Realmente sientes que la nación entera está detrás de ti. Terry Venables pidió voluntarios, así que levanté la mano. ‘¿Estás seguro?’, preguntó consternado. ‘Absolutamente’. Yo era un buen cobrador de penaltis y tenía confianza en que anotaría. Cuando metí el disparo la emoción me consumió. Incluso, 18 años después, esa es la foto que más me piden que autografíe”.


Fuente: Four Four Two México Año 2 #7 Octubre 2014, p.22.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración