Oración de un niño fresa





Papi mío que estas en el cielo, santificado mil sea tu nombre, venga tu reino a nosotros, y haz tu voluntad, o sea, así como en el cielo, igual en la tierra, ¿Sabes cómo? Perdóname por esas cosas que a veces hago que, yo así, ¡O sea no!... nada que ver contigo. Así como yo perdono a los que me hacen cosas en mal plan. Bendice a mi prójimo, a mi papi, a mi mami, a los malacopa, a la niña que me gusta y toda la proletarizada (nacos, cholos, feos, etc.) que me rodean. No dejes que caiga en tentación, porque, o sea, ¡Tú sabes que el Diablo es malísima onda y me quiere hacer cosas que yo ni al caso! No dejes que se me pegue lo naco. Enséñame a ser tan nice como tu… Porque tuyo es el reino, el poder, la gloria, o sea, eres de otro nivel… tipo tu aquí y el Satán por acá, y además eres hiper cool, o sea ¿Si me entiendes, no? Poca madre: Contigo todo fresh. Gracias por todo, vales mil, eres súper buena onda… Siempre estás IN… Never change. Santo eres por siempre, Amen ¿Ok? ¡Sale Bye! ¡Te cuidas! Saludos.
 


Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad