Reservas Naturales I

En México existen más de 70 áreas naturales protegidas que se clasifican de la siguiente manera:

1) Parques Nacionales: Son zonas que muestran uno o más ecosistemas que no han sido muy alterados por la actividad humana. Se puede llegar a ellas sin necesidad de un permiso y se permite el ejercicio de prácticas recreativas.


2) Reservas de la Biosfera: Su extensión rebasa los 100 km y contienen varias zonas biológicas y geográficas representativas de ecosistemas con relevancia nacional. Estas reservas tienen una zona central destinada únicamente a la conservación e investigación, en la que se encuentran una o más especies endémicas, amenazadas o en peligro de extinción.

3) Reservas Especiales de la Biosfera: Su extensión es menor a los 100 km y presentan menos sistemas ecológicos que una Reserva de la Biosfera.

4) Áreas de Protección de Flora y Fauna Silvestre: En estas áreas existen hábitats considerados como fundamentales para la existencia y el desarrollo de ciertas especies.

5) Parques Marinos: Se trata de zonas marino – terrestres, donde sólo se permiten las actividades de conservación, investigación y educación ambiental.

6) Monumentos Naturales: Allí se localizan uno o más elementos naturales de carácter único para la ciencia y de gran valor estético.

Basaseáchic.
El Parque Nacional de Basaseáchic se encuentra en el estado de Chihuahua. Da albergue a bosques de coníferas, bosques mixtos de pino – encino y bosques de encinos, así como a comunidades de abetos. También comprende especies endémicas de magnolias y orquídeas que evocan el pasado tropical de la zona. Su principal atractivo es un profundo cañón de paredes verticales con una imponente cascada de cientos de metros de altura. Dentro de la fauna de esta reserva se encuentran osos negros, pumas, venados cola blanca y halcones.

Cuatrociénegas.
El valle de Cuatrociénegas está rodeado por seis montañas y se ubica en el estado de Coahuila a una altura de 740 metros sobre el nivel del mar. En el valle existen alrededor de 200 pozas y manantiales, rodeados de dunas de arena blanca. Ahí cientos de especies diferentes de seres vivos cohabitan con 56 especies únicas en el mundo, como cactáceas, peces, camarones y tortugas. La tortuga de bisagra es uno de los habitantes más antiguos de este ambiente. También entre las peculiaridades de esta zona están las colonias de algas calcáreas.

Cumbres de Monterrey.
Este parque está ubicado en los municipios de Los Sauces, San Nicolás de los Garza, Villa Guadalupe, Apodaca, Garza García, Villa de García, Santa Catarina y Santiago Allende. Comprende abruptas zonas montañosas con abundantes bosques de pino y pino – encino. Alberga la famosa cascada Cola de Caballo, uno de los principales atractivos del sitio. Se pueden practicar allí varios deportes, entre los que destacan el alpinismo, el campismo y la espeleología. Esta zona del país posee un clima extremoso, pues es muy caluroso en verano y bastante frío en invierno, llegando a registrarse en ocasiones algunas nevadas.

Mapimí.
Esta reserva se encuentra enclavada en el bolsón de Mapimí, en el límite de los estados de Durango, Chihuahua y Coahuila. Al igual que otros bolsones, el de Mapimí es una depresión donde fluyen pocos ríos y arroyos que se forman después de la época de lluvias. Su vegetación está constituida por candelilla, maguey, nopal rastrero, gobernadora y mezquite, lo que permite la presencia de una variada fauna como coyote, águila real, aura, pájaro carpintero y la tortuga de Mapimí, que es la especie de tortuga más grande de América del Norte; y actualmente se encuentra en peligro de extinción. Existen allí 41 especies de aves, en su mayoría rapaces.

Gran Desierto Central o Vizcaíno.
Localizado en la península de Baja California, es una de las zonas donde la atmósfera del planeta se encuentra más limpia. Su temperatura varía de unos grados bajo cero en el invierno hasta más de 40 °C en el verano. Su flora cuenta con especies únicas en el mundo, como el cirio y el torote. Las costas del Vizcaíno albergan también águilas pescadoras y halcones cola roja. Son visitadas por la ballena jorobada, que en ellas hiberna, se aparea y tiene a sus crías.

El Pinacate.
El Gran Desierto de Altar en Sonora es un territorio de abruptas y aisladas montañas. Comprende cientos de conos volcánicos que contrastan con las planicies que se extienden a su alrededor. El Pinacate constituye la porción más elevada de esta región; en la reserva predomina el desierto y viven borregos cimarrones, pumas, berrendos, venados bura y halcones. El clima es extremoso, pues se han registrado hasta 50 ° C durante el día, y por la noche temperaturas inferiores a los 0 ° C. La NASA la seleccionó como área de entrenamiento para los primeros astronautas que viajaron a la Luna.

Sierra de San Pedro Mártir.
Localizada en el norte de Baja California, esta sierra puede verse como un gran bloque granítico inclinado hacia el oeste. La cara oriental es abrupta y árida, con profundos barrancos y grandes acantilados; la cara occidental es de pendientes suaves con zonas boscosas y pastizales. La parte más alta de la sierra es el pico de La Encantada, con 3100 m de altura, donde nieva en invierno. Rodeada por el desierto, esta sierra es refugio de muchos animales y plantas únicos de esta zona. El Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir protege su parte más elevada. En él se ubica un observatorio astronómico.


  
Fuente: Bancomer – Álbum de la Naturaleza de México, p. 50 – 51.

La continuación de este recuento de reservas naturales mexicanas, puedes leerla en este enlace:
https://divinortv.blogspot.com/2019/08/reservas-naturales-ii.html











Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad