Todos sueñan con levantar el trofeo

A lo largo de la historia del fútbol profesional mexicano, el objeto más deseado ha tenido una gran evolución en diseño.

Dice una ley de la Química: “La materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma”, y lo mismo ha pasado con el trofeo que recibe el campeón del fútbol mexicano. Su evolución no se detiene.

El primer trofeo que se entregó, en su estructura principal, cumplía con todas las características de una copa clásica, con un jugador pateando un balón en la punta, agarraderas en los costados en forma de orejas y teñido de plateado. Con el tiempo sufrió modificaciones como la base de madera que se le agregó y fue tanto circular como cuadrada.

Esta copa se entregó por última vez en el Apertura 2007, cuando Federico Vilar, capitán del Atlante, la alzaría después de coronarse frente a los Pumas de la UNAM.

A partir del 2008 se entregó un nuevo trofeo, con un diseño más estilizado y hecho de plata, mucho más ligero que el anterior y con el escudo de todos los clubes en la base.

El primer equipo en llevárselo a sus vitrinas fue Santos Laguna, tras ganar el título del Clausura 2008 al vencer a Cruz Azulen la Final y Oswaldo Sánchez fue el primer capitán en tener el honor de cargarlo.

Para el Torneo Bicentenario 2010, campeonato que se celebró el centenario de la Revolución y el Bicentenario de la Independencia de México, se entregó un trofeo edición especial que levantó el equipo de los Diablos Rojos de Toluca, después de vencer a Santos en tanda de penaltis.

Su diseño simbolizó la Revolución y la Independencia, con un balón al centro, el logo de la Federación y con los escudos de los 18 equipos de la Primera División; fue hecho en una hoja de plata con una curvatura siguiendo la base y con el logotipo de la FMF (Federación Mexicana de Fútbol) grabado. También se entregó trofeo al subcampeón, el cual era idéntico, sólo que más pequeño.

Cada trofeo tiene su historia y para llevarlo a las vitrinas hay que recorrer un largo camino, sortear muchos obstáculos y, sobre todo, demostrar que tienen el nivel para ser catalogados como el mejor equipo de México.



Fuente: Publicado por Karla Uzeta en Récord. Ediciones Especiales. Guía Apertura 2018. 100 Torneos de Liga, p. 8.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad