Chimalpopoca (Escudo Humeante)

Este gobernante, que fue nieto del monarca Tezozómoc, nació en 1417. Algunas fuentes nos indican que era un adolescente al momento de ascender al trono, pero hay contradicción en ellas. Mientras unas nos lo muestran como un chico de 13 años, otras lo ubican en el trono recién cumplidos los 20. Su hermano Tlacaélel fue designado al mismo tiempo sumo sacerdote del poderío mexica; con esta medida surgió la fusión política – sacerdotal que caracterizaba al mismo. Se le considera el último tlatoque mexica y un estratega que aprovechó sus vínculos familiares para garantizar la expansión territorial y lograr así una reducción simbólica del tributo que estaba obligado a pagar al dominio tepaneca. Se habla del gran cariño que le tuvo su abuelo, tal como se vería reflejado en las facilidades que éste le dio para gobernar.

Se sabe que tuvo diversos amoríos, y que es posible que su descendencia haya sido numerosa; tanta, que la cuenta no se sabe realmente. Sin embargo, se conoce la identidad de algunos de sus hijos, como Xihuitltémoc y Tecuhtlehuacatzin, quien incluso llegaría a ser consejero del gobierno.

Algunas acciones de su gobierno las destinó a la construcción de acueductos para traer agua desde Chapultepec y mejorar de sanidad en la región; dichas obras se hicieron con autorización de su abuelo, aunque algunos caciques y terratenientes no permitieron su culminación. Asimismo, cimentó calzadas y puentes para mejorar las comunicaciones de la metrópoli.

La muerte de su abuelo Tezozómoc provocó una honda crisis en la paz y vida política de ambos señoríos: tepaneca y mexica, pero se especula que su deceso también simbolizaba la libertad plena para los mexicas a través de un pacto hecho entre ellos y sellado por la palabra del ancestral líder. El heredero directo al trono tepaneca era, sin duda, Teyatzin. Sin embargo, su medio hermano Maxtlatzin conspiró en su contra para desconocerlo en el poder y atribuirse la virtud de soberano señor. Desde esa posición fraguó una estrategia para aplastar el predominio mexica, del que sentía envidia y desprecio, según se cuenta, por el apoyo que éste le había dado al soberano de Texcoco, Netzahualcóyotl, al refugiarle tras la persecución emprendida por los tepanecas.

Teyatzin intentó negociar una alianza con Chimalpopoca, pero no prosperó porque fue descubierta a tiempo y culminó con la muerte de los dos protagonistas; se sabe que el gobernante azteca fue encarcelado en Azcapotzalco y que padeció maltrato para posteriormente tener un final envuelto de misterio: se ignora si fue ejecutado o si optó por el suicidio.



Fuente: Jesús Amezcua Castillo – Caudillos, héroes y villanos de México, Editorial Delfín, p. 5 – 6.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Ciencia y Tecnología

25 Preguntas de Economía

Cultura Olmeca