Los aztecas o mexicas. Un imperio militar

Hay que recordar que cuando los aztecas encontraron el sitio con la señal divina para que fundaran su ciudad, éste pertenecía a los tepanecas, quienes tenían como señor a Tezozomoc, quien les permitió quedarse en el islote, a cambio de que le sirvieran como soldados y le pagaran tributo. Esta situación duró hasta que Itzcóatl, el cuarto gobernante tenochca, se unió con los señores de Texcoco y Tlacopan (Tacuba) para formar la Triple Alianza, misma que venció a los tepanecas y mantuvo su poderío sobre el valle. Después de esta victoria, poco a poco los aztecas fueron ganando posiciones militares y políticas, y lograron destacar entre sus aliados convirtiéndose más tarde, en los dueños de un amplio imperio. Éste se extendió por Mesoamérica y mantuvo su dominio hasta que los españoles lo conquistaron entre 1519 y 1521.

Los aztecas tenían en cada territorio dominado grupos de guerreros para evitar que hubiese rebeliones. Entre las regiones no dominadas, tenemos Tlaxcala y parte de Michoacán y Guanajuato, en donde habitaban los purépechas. Asimismo, en la mixteca, sólo habían logrado tener alianzas mas no dominio total. El territorio bajo el poder azteca abarcó gran parte de Mesoamérica, sobre todo la mesa central y el istmo de Tehuantepec, la frontera sureste abarcaba hasta Chiapas y eran frecuentes sus incursiones en tierras centroamericanas, llegando hasta Honduras.

Además de los destacamentos de soldados que controlaban a los pueblos dominados, los gobernantes utilizaban otros medios para mantener el control, como las informaciones conseguidas por los pochteca, que aparentemente eran comerciantes, pero que realmente utilizaban esa ocupación para penetrar en los territorios que deseaban conquistar o seguir dominando y obtener datos valiosos sobre número de hombres, tipos de armas, lugares de defensa y demás detalles militares o económicos que se usarían al imponer los tributos.

Entre los aztecas, la guerra era una de las actividades más importantes y, ¡cómo no iba a serlo! Si ella les había dado la posibilidad de dominar a todos aquellos que los habían despreciado. Existían también guerreros de carrera, que se preparaban en el Calmecac o escuela para nobles; al salir de allí, pasaban a formar parte de diversas órdenes militares entre las que destacan las de los guerreros águila y ocelótl – indebidamente llamados caballeros, ya que aquí no existían caballos – que coordinaban las maniobras militares con diferentes grados de autoridad.

Por otra parte, la guerra no sólo tenía un sentido de dominación para beneficio económico, sino que también era una forma de obtener víctimas para ofrendar a sus dioses, ya que ellos creían que el Sol, su dios principal, necesitaba de algo muy valioso para alimentarse y no había nada más valioso que la sangre humana. Ellos creían que si el Sol no se alimentaba, se acabaría la vida.

Los aztecas obligaban a los pueblos vencidos a entregar como tributo alimentos, telas y trajes, plumas y piedras preciosas, entre otros artículos, además de esclavos.



Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración