La Constitución de 1917

Venustiano Carranza (1859 – 1920) confirmó el triunfo de la revolución constitucionalista convocando, en Septiembre de 1916, a los diputados de todo el país para que elaboraran una nueva Constitución para México.


De esta forma, con la intención de garantizar el desarrollo del país y dar respuestas a las necesidades de los mexicanos de aquel momento, se aceleró un Congreso Constituyente en Diciembre de ese año en la ciudad de Querétaro, para analizar el proyecto de Constitución.

Le ley de leyes.
La Constitución es el documento legal más importante de un país, ya que regula la convivencia de todas las personas que ahí viven y la manera en que debe organizarse el gobierno. Es la ley de leyes y debe respetarse siempre. De ella se derivan las demás leyes y reglamentos.

Los congresistas, llamados constituyentes porque habrían de elaborar una Constitución, se pusieron a trabajar teniendo en cuenta que los problemas de México no eran los mismos de 1857, año en que se promulgó la que entonces estaba vigente. En aquel momento, 1916, el país tenía problemas muy específicos, que necesitaban nuevas soluciones. Por ejemplo, los obreros eran obligados a trabajar jornadas larguísimas, los campesinos no eran dueños de la tierra y la explotación de nuestros recursos naturales estaba en manos de compañías extranjeras.

5 de Febrero de 1917.
La elaboración de la Constitución tomó alrededor de dos meses de arduo trabajo; se hizo rescatando elementos valiosos de las de 1824, y agregando nuevos conceptos, productos de la lucha revolucionaria. Luego de muchas discusiones entre los diputados, por fin se llevó a cabo la sesión de clausura de los trabajos, que culminaron con una nueva Constitución Política para México. Esta Constitución es la que actualmente rige nuestra vida política. Fue promulgada el 5 de Febrero de 1917 en la Ciudad de México, donde hubo por tal motivo un gran desfile militar.

Orientación social de la Constitución de 1917.
La nueva Constitución se elaboró con una orientación altamente social, es decir, tomando en cuenta las necesidades del pueblo y no con la intención de defender los intereses o las propiedades de los ricos y poderosos. Algunos de los principios más importantes de nuestra Constitución están contenidos en los Artículos 3°, 27 y 123.

Los artículos 3°, 27 y 123.
El Artículo tercero establece que la educación básica (primaria y secundaria) es obligatoria y gratuita para todos los mexicanos; el 27 asegura que únicamente el Estado es dueño del suelo y subsuelo mexicanos. El artículo 123 establece los derechos de los trabajadores. Entre ellos les garantiza una jornada laboral de ocho horas, un día de descanso obligatorio a la semana, participación en las ganancias de la empresa y derecho a huelga, entre otros.


Fuente: Supertareas 4, Fernández Editores.








Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad