Nacimiento de Jesús

Conseguida la improvisada posada, esa noche, María está muy inquieta por lo que tanto ella como José logran dormir bien. Al siguiente día, los dolores del parto aparecen y varias horas después, María da luz a un varón, quien es envuelto en ropas que María ha traído por precaución y es acostado en un pesebre cercano; Jesús de Nazaret ha nacido en y para el mundo. Al día siguiente del nacimiento, José acude a empadronarse y después de hacerlo, decide, junto con su esposa, permanecer cuando menos tres semanas más en Belén para poder cumplir la costumbre judía de que a los ocho días de nacido, todo varón debe ser circuncidado y en este caso, incluso aprovechan para llamar oficialmente a su hijo como Jesús.


Con objeto de que cuando Jesús crezca pueda ocupar el trono de todo Israel como sucesor de David, es fácil convencer a José para que permanezcan en Belén mucho más tiempo del planeado originalmente, por lo tanto, permanecen más de un año en esa ciudad, ya que José puede mantener a su familia trabajando y ejerciendo su oficio de carpintero.


Fuente:
Los Grandes. Jesús, Editorial Tomo, p. 28 – 29.








Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad