Expansión, contracción y traslado en la MLS

La liga se amplió a 12 equipos en 1998, añadiendo al Chicago Fire a la Conferencia Oeste y al Miami Fusion a la Conferencia Este. En 2000, la liga se reorganizó en las conferencias Este, Central y Oeste; Chicago Fire, Tampa Bay Mutiny, Dallas Burn y Columbus Crew fueron trasladados a la nueva División Central. No obstante, los problemas financieros de la liga llevaron a la salida del comisionado Doug Logan después de la final de la temporada 1998. Don Garber, un jefe ex NFL, fue contratado en su lugar y su liderazgo se convirtió en un instrumento para apuntalar el futuro de la liga.


La construcción de estadios de fútbol para los equipos de la liga, financiado en gran parte por los financieros como Lamar Hunt y Phil Anschutz, se convirtió en un punto de énfasis para lograr la salud fiscal y garantizar la supervivencia de la liga. El Mapfre Stadium de 22,000 espectadores construido en 1999 como el primer estadio específico de fútbol de Estados Unidos, se cita a menudo como un modelo de la liga. Le siguieron el Toyota Park de Chicago con 20,000 espectadores, el StubHub Center de Los Ángeles de 27000, el Estadio Toyota de Dallas de 22,000, el Rio Tinto Stadium de Salt Lake City de 20,000, el BMO Field de Toronto de 20,000, el estadio Dick’s Sporting Goods Park de 18,000 en Denver, el Red Bull Arena de Nueva York de 25,000, el Talen Energy Stadium de Filadelfia de 18,000, el Children’s Mercy Park de Kansas City de 18,000 y el Avaya Stadium de San José de 18,000.

A pesar de este movimiento, para detener el sangrado económico mediante la contracción de las  franquicias de Florida en la temporada de 2001, los dos equipos de Florida (Miami Fusion y Tampa Bay Mutiny) desaparecieron y la liga volvió a ser de diez equipos. La liga volvió a ser de sólo dos conferencias, como era originalmente, con Chicago Fire en la Conferencia Este.

La Copa Mundial de Fútbol de 2002, en la que Estados Unidos inesperadamente llegó a los cuartos de final ganando contra Portugal y México, provocó un resurgimiento del fútbol estadounidense y de la MLS. La final de la Copa MLS 2002, que tuvo lugar cuatro meses después del final de la Copa del Mundo de ese año, estableció un récord de asistencia en el Gillette Stadium que vio a Los Angeles Galaxy ganar su primer título.

En la temporada de 2004, la liga se amplió otra vez, añadió el Real Salt Lake, que juega en el Rio Tinto Stadium de 20,000 espectadores y el CD Chivas USA, que compartió el StubHub Center con el Galaxy. Los dos equipos nuevos fueron ubicados en la Conferencia Oeste, moviendo a Kansas City a la Conferencia Este. El nombre de Real Salt Lake se debe a que su propietario es seguidor del Real Madrid y estableció varios acuerdos con el club español. Mientras que Chivas USA lo fundó el propietario del Guadalajara de México.

En la temporada 2006 el MetroStars pasó a llamarse New York Red Bulls tras la compra del equipo por parte del gigante de bebidas energéticas Red Bull. El equipo es hermano del Red Bull Salzburg de Austria.

El San Jose Earthquakes desaparecieron como franquicia, pero sus jugadores y cuerpo técnico se trasladaron a formar parte del Houston 1836 que a las pocas semanas de existencia cambió su nombre a Houston Dynamo. Sin embargo, el nombre de los Earthquakes y su historia no fueron trasladados, reapareciendo San Jose Earthquakes en 2008 gracias a un nuevo grupo de propietarios, así el Houston Dynamo se convirtió en un equipo de expansión.

Semanas antes de iniciar la temporada 2007 la liga cerró un acuerdo con la Bundesliga alemana de cooperación, intercambiando conocimientos de construcción de estadios de fútbol y financiación.


Fuente:








Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad