Etapas de un análisis de datos

Un buen analista de datos sin importar sus habilidades computacionales o matemáticas debe seguir el proceso básico de análisis en cada proyecto. El proceso básico de análisis consta de cuatro pasos:

1) Define el problema, es decir, encuentra la necesidad a cubrir.

2) Divide el problema en partes, debes ir de lo general a lo particular.

3) Evalúa la solución y los datos que requieres antes del análisis, así como sus conclusiones al final.

4) Decide la mejor opción y da su recomendación.

Como el mundo está en constante cambio, es común que este proceso se haga una y otra vez convirtiéndose en algo cíclico, por lo tanto, debes tenerlo bien claro y ejecutarlo en todos tus análisis.

Define el problema.

Para definir un problema debes describirlo con mucho detalle, si no defines el problema, lo más seguro es que nades por mares de datos sin ningún destino, lo primero que debes hacer es pedirle a tu cliente que te ayude a definirlo, pues al final él tomará las decisiones; si él te dice, toma mis datos, hazme un análisis, es una expresión vaga sin utilidad; a veces el cliente no tendrá ni idea de cuál es su problema y tú debes ayudarle a encontrarlo.

Para definir el problema hazle preguntas explícitas, por ejemplo, si tu cliente tiene un negocio y quiere aumentar sus ventas, las preguntas que debes hacerle son: ¿Por cuánto quieres aumentarlas? ¿Cómo crees que podríamos lograrlo? ¿El objetivo te parece razonable? ¿Cómo están las ventas de tu competencia? ¿Cuánto inviertes en publicidad? Tu cliente puede estar bien o mal informado acerca de sus problemas y metas, pero debes de tomar sus impresiones, mientras más entiendas a tu cliente, tu análisis será de mayor ayuda.

Divide el problema en partes.

El siguiente paso es tomar lo que aprendiste de tu cliente y sus datos, y dividirlo para llevar el análisis a un nivel fino. Por ejemplo, retomando la pregunta ¿Cómo crees que podríamos aumentar las ventas? Se puede dividir en: ¿Qué esperan de nosotros nuestros mejores clientes? ¿Qué promociones funcionan mejor? ¿Está funcionando nuestra publicidad? Para esta etapa hay dos opciones: Si tienes datos resumidos, debes elegir los elementos que satisfacen cada pregunta detallada; si tienes datos brutos, lo primero es resumirlos para hacerlos útiles.

Tener pregunta detalladas es lo que da pauta a elegir un método de análisis y saber qué datos requieres, por eso, es importante que tengas bien definidas las necesidades a cubrir.

Evalúa la solución.

El siguiente paso es escribir tus observaciones del problema y de los datos. El análisis real comienza cuando tú te involucras. Es importante que apuestes tu credibilidad en tus conclusiones, así, serás el responsable del éxito de tu trabajo, y al mismo tiempo, tu cliente respetará más tus juicios y entenderá las limitaciones de tus conclusiones. Si no te involucras en un análisis, evitarás la responsabilidad y por tanto nadie creerá en ti.

Para evaluar debes observar y comparar a simple vista las respuestas de tu cliente con los datos que se relacionan con las preguntas detalladas.

Decide la mejor opción.

Recuerda en todo momento que el resultado de tu trabajo se reflejará en mejores decisiones que son la conclusión de un estudio de los datos. Un punto clave para decidir bien es comunicar los resultados de forma precisa a tu cliente, en un reporte debe estar incluida la metodología usada, la interpretación de los datos y una recomendación hecha por ti.

Ten presente estos cuatro pasos, pues los aplicarás en todos los análisis que hagas.

 

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Analista de Datos.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad