Abdicación y muerte de Iturbide

Queriendo Iturbide salir de la difícil situación de su imperio, reunió nuevamente al Congreso; pero los diputados, resentidos, manifestaron una vez más su oposición, y ello hizo que el emperador abdicara el 20 de Marzo de 1823, y que, a los pocos días, saliera de México.

El Congreso dictó entonces un decreto que prohibía a Iturbide, bajo pena de muerte, volver al país. Con todo, Iturbide, que había partido para Italia, regresó a México al año siguiente, ignorando, según se supone, la existencia del decreto que lo ponía fuera de la ley. A su llegada fue aprehendido, sentenciado a muerte y fusilado en el pueblo de Padilla (hoy del Estado de Tamaulipas) el 19 de Julio de 1824.

Agustín de Iturbide nació en Valladolid (hoy Morelia) el 27 de Septiembre de 1783. Sus padres fueron Joaquín de Iturbide, español, y Josefa Aramburú. Estudió hasta los quince años en el Seminario de Valladolid y después trabajó en la hacienda de su padre.

Como sentía gran afición por la carrera de las armas, ingresó en el ejército realista, donde se distinguió por su valentía, y por tenacidad y dureza en la lucha contra los insurgentes.

Por último, cuando se le dio el mando para combatir a Guerrero, se puso secretamente al servicio de las clases que no querían que en México se restableciera la constitución liberal de 1812, y con el apoyo de Guerrero, para quien lo primero era la independencia, consumó ésta uniéndose a los insurgentes.

Fuente:
Generación 1960. Mi libro Historia y Civismo. Cuarto Grado, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 80 – 81.
App CONALITEG Digital. Generación 1960. Cuarto Grado. Mi libro Historia y Civismo.

Comentarios

Lo más popular de la semana