Creación de encuestas observacionales

Una encuesta es parte de un estudio observacional, este sirve para obtener datos y hacer conjeturas sobre los resultados.

¿Cuándo hacer una encuesta?

El mejor momento para aplicar encuestas es cuando quieres describir causalidad, es decir, relaciones causa – efecto entre variables pero no tienes los suficientes datos. En estos casos se formulan teorías que son puestas a prueba antes de hacer una conclusión. De esta forma le da certeza a tu análisis.

Las encuestas se aplican para obtener variables cuantitativas que sirven para posteriormente hacer un análisis estadístico.

Factores de confusión.

Una encuesta puede salir contaminada su no se diseña correctamente, en 1° lugar las preguntas deben de ser efectivas, no deben dejar pauta a la interpretación, por lo que deben ser muy específicas.

Debes tomar en cuenta que la encuesta sirve para comprobar algunas de las teorías que ya tienes, por lo que nunca hagas encuestas sin un objetivo, solo para adquirir más datos.

Si tienes una teoría que dice que dos variables tienen relación, antes de aplicar una encuesta debes tomar en cuenta las variables de confusión, éstas son las que le restan veracidad a los datos, por ejemplo, las ventas de un negocio de vino han ido a la baja, con los pocos datos que tienes formulas la teoría de que se debe a que la economía de la zona ha ido a la baja y el precio del vino se ha mantenido alto, aplicas encuestas para comprobar tu teoría, pero dentro de la zona existe un distrito que tiene alto poder adquisitivo, y para ellos el precio no es un problema, esos clientes harían que se confundan los resultados, en este caso, la variable de confusión es la localización.

Pedazos y aleatoriedad.

Para evitar las variables de confusión, existen dos estrategias que te ayudan, el primero es dividir tu población en grupos. Regresando al ejemplo de las ventas de vino, si divides tu población en grupos obtendrás resultados por cada región, así, el distrito de alto poder adquisitivo tendrá su resultado y el resto otro.

El otro aspecto importante a considerar es la aleatoriedad, la toma de datos debe de ser al azar, pero tomando en cuenta que los sujetos a encuestar son comparables el uno del otro. Retomando el ejemplo del negocio de vino, un sujeto no comparable sería un niño que no puede comprar alcohol.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Analista de Datos.

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Trabalenguas de Oficios

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración