Evaluación autogestiva

En la selección de la estructura de aprendizaje, ya sea lineal, semiabierta o abierta, se determina la forma en la que se promueve el desarrollo de las habilidades de metacognición o autorregulación a través de la evaluación volcada en 6 momentos:

·         Precisión en el propósito.

·         Diseño de la estrategia para lograrlo.

·         Ejecución planeada.

·         Reflexión e identificación, es decir, si hubo error y por qué.

·         Reformulación de la estrategia sin cambiar el propósito.

·         Valoración de los resultados y del proceso seguido. 

Como facilitador, deberás, dependiendo de la estructura del aprendizaje seguida: dirigir, guiar o acompañar al usuario para inducir su aprendizaje a través de su propia experiencia y sea el quien evalúe su desempeño. Tu misión es convertir todo el proceso en un aprendizaje integral y ayudarlo a desarrollar sus propias capacidades de acuerdo a sus propios intereses  y talentos, además de ayudarlo a relacionar y potenciar lo que aprende con sus intereses y metas personales y profesionales. 

Objetivos de la evaluación autogestiva.

Alcanzar los objetivos  de esta evaluación capacitará al usuario para que realice tareas de reflexión acerca de su aprovechamiento, estas son:

  • Conciencia acerca de su proceso de aprendizaje.
  • ¿Qué y cómo aprendo?
  • Responsabilidades sobre sus decisiones y compromiso para llegar a la meta.
  • Autonomía para seleccionar los contenidos y la forma de llegar al objetivo.
  • Pensamiento crítico.
  • Crear o seleccionar herramientas para modificar los métodos empleados en su estrategia o en la de otros. 

Tipos de evaluación autogestiva.

Existen dos variantes que puedes aplicar:

  • Evaluación entre compañeros: Al compartir sus experiencias entre pares, lo que le permite al usuario mejorar sus estrategias.
  • Coevaluación: Donde el usuario realiza junto al facilitador un análisis de los resultados obtenidos durante el curso. 

No es ni el facilitador ni el usuario quien tiene la decisión final, es un trabajo conjunto. 

Independientemente del tipo de evaluación que quieras emplear, desarrolla instrumentos en línea estructurados, con los que puedas monitorear el desarrollo e impacto del proceso en cada usuario. Así mismo, puedes hacer uso de las redes sociales para estos fines.

Fuente:
Fundación Carlos Slim – Curso Facilitador de Aprendizaje Digital.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Indemnización de aseguradora

De forma breve se menciona en esta infografía las formas en que una aseguradora puede indemnizar a uno de sus clientes cuando ocurre un ...

Lo más popular de la semana