Recomendaciones para Taladros y rotomartillos

Recomendaciones de compra.

PREFIERE LAS TIENDAS ESTABLECIDAS: Tiendas como las de autoservicio, departamentales o especializadas son más seguras para que realices tus compras. 

GUARDA LA GARANTÍA: Asegúrate de que la sellen y guárdala junto con el ticket de compra. Te servirán en caso de que el taladro venga defectuoso y necesites hacerla efectiva. 

HAZ UN RESPALDO DEL TICKET DE COMPRA: Fotocopia el ticket de compra, ya que con el tiempo puede borrarse la información del original. 

COMPARA PRECIOS Y CARACTERÍSTICAS: Antes de comprar un taladro, infórmate sobre sus características y elige el que cumpla con tus necesidades. El costo se puede elevar según lo que ofrecen. 

Recomendaciones de uso.

PIENSA QUÉ NECESITAS, SI MOVILIDAD O MAYOR POTENCIA: Establece cuál taladro o rotomartillo es el que se adecua a tus necesidades. Si quieres tener mayor potencia elige uno con cable de alimentación, y si necesitas movilidad, lo mejor será un taladro inalámbrico. 

TOMA EN CUENTA LA SUPERFICIE A PERFORAR: Ya sea suave o dura recuerda que la broca debe ser la adecuada. 

TODOS LOS TALADROS DEBEN TENER BROQUERO AJUSTABLE: Este te permitirá utilizar el tamaño de broca que necesites dependiendo de las características del taladro. Revisa el instructivo. 

PREPARA EL TALADRO DESENCHUFADO: Sujeta las brocas u otros elementos que se tengan que apretar con el taladro desenchufado y utilizando la llave correspondiente, en caso de que el taladro lo tenga.

EVITA SOBRECALENTARLO: No obstruyas las salidas de aire del taladro, se puede sobrecalentar y ocasionar un accidente.  

UTILIZA LA LLAVE DE APRIETE CORRECTAMENTE: Una vez que hayas apretado la broca o algún aditamento, retírala antes de conectar el taladro, ya que puede salir volando y golpearte o provocar un accidente. 

TEN CUIDADO DE QUEMARTE: Evita tocar la broca o la zona taladrada una vez hecho el agujero porque puedes quemarte. 

SUJETA BIEN LA PIEZA A TALADRAR: Y si te es posible utiliza prensas para la sujeción. 

PREFIERE UN ROTOMARTILLO PARA SUPERFICIES DURAS: Esto te facilitará la tarea, a diferencia de un taladro convencional. 

LEE EL MANUAL DE USO: En él se indica el tiempo de operación continuo por el tiempo de descanso del taladro para evitar forzarlo o quemar el motor. 

Recomendaciones de seguridad en su uso.

UTILIZA EQUIPO MÍNIMO DE SEGURIDAD. 

GAFAS DE PROTECCIÓN: Para evitar la entrada de polvo u otros materiales en tus ojos. 

ROPA ADECUADA: Como un overol, de preferencia que no sea suelto para evitar accidentes. 

GUANTES: Para proteger tus manos de accidentes. 

CALZADO ESPECÍFICO: Especial para el tipo de superficie donde te encuentres. 

RODILLERAS: En ocasiones el uso del taladro o rotomartillo requiere de colocarse en una posición incómoda poniendo las rodillas en el suelo. Las rodilleras te ayudarán a no lastimarte y a llevar la actividad de forma más cómoda. 

Recomendación de sustentabilidad.

Los aparatos eléctricos contienen materias primas como cobre, aluminio, oro o neodimio; si se reciclan y se recuperan pueden ser reutilizadas. 

Cuando te deshagas de tu taladro porque ha dejado de funcionar, llévalo a un centro de reciclaje con algún distribuidor que recupere aparatos viejos. Puedes pedir información con el distribuidor de la marca de tu electrodoméstico o herramienta. 

Pregunta a las autoridades en tu localidad por programas de reciclaje. En la Ciudad de México existen ferias para recolectar los equipos eléctricos y electrónicos, ya sea del gobierno local o el Reciclatrón de la UNAM.

Fuente:
Revista del Consumidor #550 Diciembre 2022, p. 84 – 85.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Juan José Arreola – El elefante

Viene desde el fondo de las edades y es el último modelo terrestre de maquinaria pesada, envuelto en su funda de lona. Parece colosal porque...

Lo más popular de la semana