Antártica






Geografía.
Se cree que la Antártica formó parte del protocontinente Gondwana y se separó de Australia hace cuarenta millones de años. Este continente se ubica en el Polo Sur, en el paralelo 60 ° S, en la Zona Polar Austral. Sus límites geográficos están determinados por la denominada Convergencia Antártica, un área definida por los extremos australes de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico. Con una altitud media entre los 2000 y 4000 metros, su masa terrestre está situada casi en su totalidad al sur del Círculo Polar Antártico, el cual la atraviesa en la península Antártica 0 de Palmer (llamada Tierra de O’ Higgins en Chile) y en otros puntos. Las áreas libres de hielo se ubican en las zonas costeras al sur de la Tierra Victoria, Tierra de Wilkes, y la Península Antártica; mientras que los glaciares se forman a lo largo del 50 % de la costa antártica. Las montañas Transantárticas dividen el continente en dos regiones orográficos: la occidental y la oriental. Cabe destacar que aunque no existen ríos ni lagos, a este continente se le considera la mayor reserva de agua dulce del planeta, pues alberga cerca del 90 %  de este líquido.


En Cifras.
Área (km2): 14,000,000: 280,000 km2 están libres de hielo; y 13,720,000 km2 están cubiertos de hielo.
Temperatura máxima (° C): Base Antártica Esperanza, península Antártica (Argentina), 1.4.
Temperatura mínima (° C): Registrada en la Meseta Antártica, entre los picos Dome Argus y Dome Fuji, -92.
Punto más bajo (msnm): Subglacial Bentley Trench, -2540.
Punto más alto (msnm): El Macizo Vinson, 4897.
Cadena montañosa más larga (Km): El Sistema Transantártico, 3500.
Glaciar más grande (km): El Lambert, 400 de longitud y 64 de ancho.
Mayor espesor en la capa de hielo (m): Tierra de Wilkes, 4776.
Barrera de hielo más extensa (km2): Ross, 600000.

Clima y Biodiversidad.
La Antártica es considerada como el continente más frío, pues allí las temperaturas pueden llegar hasta los -80 ° C; aunque éstas varían con la latitud, la altitud y la distancia del océano: al Este, el clima es más frío que al Oeste, debido a su mayor altura, mientras que en la península Antártica es moderado. La precipitación es variable y escasa, y los vientos son intensos con velocidades superiores a los 80 km/h. Debido a estas condiciones, sólo el 4 % del territorio antártico alberga vida vegetal, y muchos de los seres vivos, en su mayoría invertebrados, habitan durante el verano en una estrecha franja que se extiende a lo largo de la costa, lo que permite la formación vegetal y la fijación de áreas de nidificación, cría y descanso de aves y mamíferos marinos. En general, en la Antártica existe poca vegetación, de formas muy simples, como algas, musgos y líquenes; pero en la zona costera septentrional de la península antártica y en las Antillas del Sur se pueden encontrar el clavel antártico y el pasto antártico – que se destaca por su resistencia a las radiaciones ultravioleta –, que crecen formando, a su vez, tundras. La fauna marina es abundante. El leopardo marino, las focas de Weddell y los pingüinos son algunos de los animales que allí habitan, además de varias especies de peces que son objeto de investigación científica, debido a que han logrado adaptarse a vivir a temperaturas inferiores a los 0 ° C, lo cual podría constituir importantes avances para la Medicina. En cuanto a los animales terrestres, la mayoría de ellos son artrópodos y comprenden unas 50 especies; los más abundantes son los ácaros no parasíticos y los tisanuros (pequeños insectos primitivos). El aumento de la temperatura de las aguas del océano Glacial Antártico, de tan sólo 1 ° C debido al calentamiento global, amenaza con provocar un importante y brusco cambio del ecosistema, especialmente en las aguas de las Antillas del Sur y en las aguas oceánicas que rodean el norte de la península Antártica, con la irrupción de especies depredadoras que hasta hace poco se mantenían alejadas por las bajas temperaturas.

División Política.
Dos expediciones para explorar el continente antártico sucedieron hace un siglo: la primera de ellas, liderada por el explorador noruego Roald Amundsen, llegó a la región el 14 de Diciembre de 1911; y la segunda, dirigida por el británico Robert Falcon Scott, el 17 de Enero de 1912. Estas travesías constituyeron una apresurada carrera por la conquista del último ‘gran premio geográfico’ que aún quedaba pendiente por reclamar en aquella época: el Polo Sur. Si bien, la misión exploratoria de Amundsen, apoyada por el Gobierno de Noruega, fue la vencedora, es el Tratado Antártico, firmado el 1 de Diciembre de 1959 por los doce países que hasta entonces habían realizado algún tipo de actividad científica en esa región, el que constituye el marco jurídico para la gestión de la Antártica entre varias naciones del mundo. Dicho tratado entró en vigor en 1961, siendo aceptado y firmado en esa ocasión por un total de 49 países que dispusieron que este territorio se utilizará exclusivamente para fines pacíficos y para actividades relacionadas con la investigación científica – en el mundo es el único territorio dedicado a la paz y a la ciencia, donde se prohíbe cualquier actividad militar –, dando libertad a los países signatarios de actuar libremente para este fin, bajo la condición de que todas las estaciones, instalaciones y equipos que allí se encuentren podrán ser supervisados en cualquier momento.

Países reclamantes (7): Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido. Estados Unidos y Rusia se han reservado el derecho de hacer reclamos.

Partes Consultivas (28): Pueden participar en las reuniones del Tratado Antártico, con derecho a voto, siempre y cuando demuestren interés en realizar investigaciones científicas en la Antártica: Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Chile, China, Corea del Sur, Ecuador, España, Estados Unidos, Rusia, Finlandia, Francia, India, Italia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Perú, Polonia, Reino Unido, Sudáfrica, Suecia, Ucrania y Uruguay.

Partes No Consultivas Sin Derecho a Voto (21): Austria, Bielorrusia, Canadá, Colombia, Corea del Norte, Cuba, Dinamarca, Estonia, Grecia, Guatemala, Hungría, Malasia, Mónaco, Papúa Nueva Guinea, Portugal, República Checa, Eslovaquia, Rumania, Suiza, Turquía y Venezuela.

Argentina tiene, desde 2004, la secretaría permanente del Tratado Antártico. Las reuniones consultivas se realizan anualmente, y en ellas se toman decisiones con respecto a las operaciones que en la Antártica se pueden realizar, sujetas a una serie de instrumentos jurídicos y procedimientos de autorización aprobados por los Estados signatarios. La Ley de Conservación de 1978, es la norma principal que regula la extracción de especies de flora y fauna en este continente. Actualmente, prácticamente todas las ciencias biológicas o físicas se ven representadas en los estudios científicos que en este continente se adelantan: geología planetaria, astrofísica, geofísica, meteorología, biología y ecología.



Fuente: Almanaque Mundial 2015, Editorial Televisa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Juan José Arreola – El elefante

Viene desde el fondo de las edades y es el último modelo terrestre de maquinaria pesada, envuelto en su funda de lona. Parece colosal porque...

Lo más popular de la semana