Galería Uffizi. Florencia, Italia






(Siglo XVII)

El gran duque de Toscana, Cosimo I de Medici (1519 – 1574), contrató en 1560 al pintor y arquitecto Giorgio Vasari para que diseñara y construyera un edificio en el que se ubicarían las oficinas judiciales. Éste se planeo cuidadosamente, de tal forma que quedara justo al lado del Palacio Medici y cercano a la orilla del río Amo. Luego de la muerte de Cosimo I, el nuevo gran duque, Francisco I, comisionó al escenógrafo Bernardo Buontalenti para que convirtiera el último piso del edificio en un lugar especial en el que reposarían todas las obras de arte y las antigüedades que la familia Medici había acumulado por generaciones.


Ya en el siglo XVII, el gran duque de Toscana Ferdinando II y su hermano sumaron a la colección artísticos autorretratos, que fueron acomodados en el corredor que unía al Palacio Pitti con Uffizi. En el siglo XVIII, los tesoros de la familia Medici fueron legados a la noble familia Lorraine, con la condición de que jamás deberían salir de Florencia.

El gran duque Leopoldo I (1797 – 1890) fue quien otorgó el estatus de museo a Uffizi, organizó la enorme colección y abrió sus puertas al público general.


Fuente: Almanaque Mundial 2015, Editorial Televisa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Antonio Médiz Bolio – La ceiba

El árbol bonito y alegre de la ceiba tiene el tronco liso y ancho y ramas largas y rectas, como un techo. De ahí cuelgan sus nidos los yuyum...

Lo más popular de la semana