Arsenal. Bombarderos de Londres. Años de sequía


1920 – 1929.

Con la capitulación alemana en la Primera Guerra Mundial, comenzaba una esperanzadora década en Inglaterra que no sería del todo exitosa para los Bombarderos de Londres, pero que representaría una mayor identificación entre el club y su afición en Highbury.


Después de varios años de suspensión debido a la Primera Guerra Mundial, se reinició la actividad en el futbol inglés rumbo a la temporada 1919 – 1920, tras haber sido cancelada cualquier tipo de competencia durante más de cinco años. De este modo comenzaba un nuevo decenio en la liga británica aunque los resultados para los gunners no serían los más alentadores. En la campaña 1920 – 1921, las expectativas eran grandes pero el equipo escarlata terminó en la novena posición de la tabla general, lo cual indicaba que no serían nada fáciles las campañas venideras.

Las cosas no parecían mejorar al interior del plantel, y por el contrario, la situación del club capitalino empeoró en lo deportivo.

El fantasma del descenso.
En la temporada 1921 – 1922 los resultados de la escuadra asustaron a los aficionados y desanimaron a gran parte de sus nuevos seguidores en Highbury. El descenso se veía muy cercano debido al decimoséptimo puesto que obtuvieron en la tabla general de aquel año.

En 1922 – 1923 el equipo no dejo de sufrir la desigualdad de niveles con respecto al Liverpool, Tottenham o Aston Villa, escuadras que encabezaban con poderío el balompié inglés en aquella época.

Para las temporadas 1923 – 1924 y 1924 – 1925, un viejo conocido de los Bombarderos londinenses volvió a merodear los pasillos del estadio Highbury. Ese sería el fantasma del descenso que desde 1915 no se aparecía por las instalaciones. En ambas campañas los gunners terminaron en el lugar 19 y 20 respectivamente, pero salvaron la caída al circuito de ascenso pues desde la reinstauración de la liga profesional después del conflicto bélico, se decidió jugar con 22 equipos en la Primera División, por tal motivo no fueron sentenciados al tan deprimente ascenso.

Llega Chapman.
El 11 de Mayo de 1925, la directiva del Arsenal tomó la decisión de contratar al director técnico Herbert Chapman, quien a la larga se convertiría en uno de los estrategas más exitosos de la escuadra capitalina.

Sus triunfos no se vieron reflejados de manera inmediata en las primeras temporadas e incluso hasta la década de los treinta llegarían los buenos resultados de su trabajo. Mientras, Chapman siguió sufriendo muy malas campañas con el equipo, obteniendo su mejor posición en la clasificación general durante la campaña 1925 – 1926, cuando concluyó la ruta en el segundo peldaño apenas detrás del Huddersfield Town. Herbert Chapman fue contratado a cambio de dos mil libras esterlinas al año y dirigió con éxito hasta 1934, cuando falleció de un infarto.


Fuente:
Publicado en Fútbol Total. Colección. Los Gigantes del Mundo. Arsenal. Bombarderos de Londres, Ed. Grupo Medios, p. 14 – 15.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Economía