Decoración Teatral

Los fundamentos estéticos esenciales de la decoración teatral son como en todas las artes visuales las líneas, las formas, los valores, el color, la luz y la textura.

Conociendo sus principios sabremos componer el decorado adecuado a sus efectos armónicos, psicológicos y emotivos.

- LÍNEAS. Definen perfiles, delimitan espacios y concretan formas.

1. LAS RECTAS. Dan sensación de fortaleza, son simples, precisas y firmes. Son sencillas y masculinas y sirven para trazar rayas y rasgos que tienen una cualidad de dirección. La impresión que producen las rectas es variable y depende de su relación entre ellas.

- Vertical. Tiene correspondencia con la figura humana erguida. Es vital y rígida. Sugiere altura y estrechez.

- Horizontal. Corresponde a la figura humana tendida. Es descanso, reposo y quietud. Cuando las verticales predominan la impresión es de austeridad, menos espacio y estabilidad, en cambio, cuando predominan las horizontales la sensación es de confort, serenidad y más espacio.

- Diagonal. Es enérgica, dinámica, fuerte y la que indica con más potencia una dirección. Es la que arrastra y conduce la vista hacia un punto focal previsto. Si son varias desiguales o en zig – zag expresan desunión, confusión, inseguridad, desorden y lucha.

2. LAS CURVAS. La curva con movimiento suave es feminidad y gracia y cuando la curva es cerrada es voluptuosidad. En forma de C son graciosas y en forma de S elegante. Para crear una determinada sensación en un decorado debe tener el predominio del tipo de línea que mejor lo exprese, pero controlando aquel para que con los otros tipos de líneas se establezca el equilibrio que requiere todo conjunto armónico. Un decorado resulto sólo con curvas o rectas será monótono y rígido.

- FORMAS. Son elementos tridimensionales con anchura, altura y profundidad, es decir, cubos, conos, cilindros, esferas y prismas. Cualquier forma de la naturaleza está creada por una suma de estos elementos. Lo mismo se puede aplicar a los muebles para que den sensación o bien de fortaleza y vigor o bien de delicadeza y ligereza.

- VALORES. Es una cualidad de claridad u oscuridad. Los valores son los grados o variaciones de una escala tonal entre el blanco (luz) y el negro (sombra). En los telones pintados los tonos claros son delicados y alegres y los oscuros, pesados y sombríos. Los luminosos son ricos y vivos y los apagados, débiles y melancólicos. La escala tonal más corriente es la de 7 valores. Cuando la división es más amplia serán menos perceptibles las diferencias de luz.

- COMPOSICIÓN. Debe ser una suma del orden estético y de la funcionalidad del decorado. La composición ha de captar y retener del espectador y sin que este se dé cuenta debe llevar su vista al centro de interés y situar cada elemento en el lugar que corresponda. Con la utilización del claroscuro cualquier forma al ser representada con volumen por medio de valores de luz y sombra producen una sensación de tridimensionalidad. Todo lo que vemos próximo a la línea inferior o de base del cuadro parece estar más cerca y aquello que es cercano a la línea superior parece que se aleja y se amplía la ilusión de espacio y distancia. Esto será más evidente por la progresiva reducción del tamaño de las formas y figuras y por la degradación de los valores y colores.

- COLOR La cualidad de temperatura de los colores interviene también en la decoración pues los de gama calidad (rojos y amarillos) parecen acercarse y los fríos (azules y violetas) parecen distanciarse.

- TEXTURA la cualidad táctil que tienen las cosas afecta tanto al tono como al calor e interviene en la impresión de la forma. Es muy importante el reflejo de la caída de una tela o las diferencias entre una superficie lustrosa y centelleante.



Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad

25 Preguntas de Administración