Los primeros habitantes del Estado de México

La presencia del ser humano en lo que es hoy el territorio del Estado de México se remonta a 24000 años; lo cual se sabe porque en Tlapacoya tenemos pistas, como restos de fogones, herramientas de piedra y restos de huesos y animales. Estos primeros habitantes eran nómadas, viajaban en pequeños grupos por el territorio recolectando plantas, cazando animales o pescando y buscaban lugares para protegerse del clima. Conocían muy bien el ambiente natural que los rodeaba y lo aprovechaban con ayuda de herramientas y utensilios que fabricaron con rocas, huesos y fibras vegetales.
A este momento de la historia prehispánica se le conoce como periodo de los cazadores – recolectores. En esta entidad se han encontrado evidencias de estos antiguos habitantes en Chimalhuacán, Tlapacoya, Tepexpan, Santa Isabel Ixtapan y San Vicente Chicoloapan. 

Hace 8000 años estos grupos se volvieron más numerosos y, debido a su preferencia por algunas plantas, comenzaron a probar con su cultivo; milenios después, esto cambiaría su forma de vida. 

Período preclásico o de las aldeas (2500 a. C – 100 d. C).

  • Inició la vida agrícola y sedentaria, aumentó la población y la gente vivía en aldeas.
  • La subsistencia se basó en maíz, frijol, chile, calabaza, tomate y numerosos cultivos más, pero se complementó con lo obtenido mediante caza y recolección.
  • Se creó un calendario de 365 días para organizar el trabajo agrícola y uno ritual de 260 días.
  • Se inventó la cerámica y se desarrollaron nuevas herramientas de piedra para moer las plantas cultivadas.
  • El grupo social era igualitario, las diferencias no estaban muy marcadas.
  • Las aldeas producían lo que consumían, el pequeño excedente se destinaba al intercambio.
  • La cultura olmeca sobresalió en este período. En el Estado de México hay vestigios de la etapa aldeana en Tlatilco, Tlapacoya, Zohapilco y Coapexco. 

Período clásico o de las grandes ciudades (100 – 900 d.C).

  • Se desarrollaron nuevas técnicas agrícolas (riego, terrazas y chinampas), la población aumentó y algunas aldeas se convirtieron en ciudades.
  • Se formó un grupo gobernante que organizó el trabajo de la mayoría y esto marcó las diferencias sociales.
  • En cuanto a la religión, uno de los dioses más importantes fue el de la lluvia.
  • Se crearon grupos de especialistas en diversos oficios. El trabajo de la obsidiana, una especie de vidrio, fue de los más importantes, pues era una materia prima pata herramientas de uso diario y armas.
  • Teotihuacan fue la ciudad más grande de su época: estaba organizada en barrios y contaba con grandes avenidas, edificios, plazas, sistemas de abasto de agua, desagües y mercado.
  • El dominio de las ciudades sobre las aldeas y otras ciudades se basó en el control del comercio.
  • La cultura teotihuacana tuvo influencia sobre otras, como la zapoteca y la maya. En el territorio mexiquense hay sitios de la época clásica, como Teotihuacan, Valle de Bravo, El Portezuelo, San Miguel Ixtapan, Santa Cruz Atizapán y Santa Cruz Azcapotzaltongo. 

Periodo posclásico o de las ciudades militaristas (900 – 1521 d.C)

  • Cuando las grandes ciudades del Clásico perdieron su poder, surgieron ciudades más pequeñas que lucharon entre sí para imponer su dominio.
  • La finalidad de hacer la guerra era imponer el pago de tributos o impuestos a los vencidos. Se formó un grupo social especializado: el de los guerreros.
  • Las ciudades se construyeron con elementos defensivos, como murallas, o en lugares de difícil acceso.
  • Fue una época de constantes migraciones y en las ciudades vivía gente que provenía de distintos lugares y hablaba idiomas diferentes.
  • Los dioses de la guerra y los rituales de sacrificio tuvieron mayor importancia.
  • Se desarrolló el trabajo de los metales para elaborar joyas y cascabeles, principalmente el oro, la plata y el cobre.
  • A inicios del Posclásico, Tula fue la ciudad más influyente, y, al final del periodo, fue México – Tenochtitlan, ciudad que en alianza con las de Texcoco y Tlacopan conquistó a casi todos los grupos del México antiguo.
  • El Valle de Toluca fue ocupado por los matlazincas, otomíes, mazahuas y ocuiltecos, quienes fueron sometidos por los mexicas en el siglo XV.
  • Los principales sitios del posclásico en territorio mexiquense son Huamango, Jilotepec, Santo Domingo Shomegé, Jocotitlán, Tenayuca, Calixtlahuaca, Toluca, Teotenango, Malinalco y Texcoco.


Fuente:
Generación 2014. La entidad donde vivo. México, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 58 – 61.
App CONALITEG Digital. Generación 2014. La entidad donde vivo. México.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

La recomendación del momento

Armida de la Vara – Estampa de otoño

Por toda la casa se esparce un olor agridulce a membrillo, a orejones de calabacita y pera, a pasta de higo y a ejotes pasados por agua que,...

Lo más popular de la semana