La palanca






Esta máquina simple es únicamente una barra rígida que tiene como partida un punto de apoyo. En toda palanca hay un punto fijo llamado fulcro, el cual es accionado por dos fuerzas que son el esfuerzo y el peso. Hay numerosas formas de palancas, como cualquier ingenio mecánico. En la práctica se distinguen tres formas de palancas.


Se les denomina palancas de primer género a aquellas que tienen el fulcro entre el esfuerzo y el peso, como ejemplos están las tijeras, la balanza romana, una bomba de agua, etc.

Las palancas de segundo género son las que el punto donde se aplica la resistencia se encuentra situado entre un punto fijo y el de aplicación de la potencia. La carretilla, un bote de remos, el cascanueces, etc., son ejemplos de este tipo de palancas.

Si hablamos de palancas de tercer género, nos referimos a las que su punto donde se aplica la potencia se encuentra situado entre el punto fijo y el de la aplicación de la resistencia. Son ejemplos de palancas de tercer género unas pinzas para hielo, una piedra de afilar, la pala, etc.



Fuente: Ciencias Naturales 6, Editorial Progreso.

Comentarios

Lo más popular de la semana

Rumania

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad