Manuel Cortina. Grata sorpresa

Apenas había pasado un año después de qué una artrosis degenerativa en la espalda atacara al kayakista Manuel Cortina, a quien, tras varios meses de rehabilitación y una intensa lucha contra el sobrepeso, su amor al deporte el edicto que no debía bajar los brazos.

Pero su enfermedad fue solamente un aliciente para el atleta que en ese año se convirtió en una de las figuras panamericanas en la edición de Río de Janeiro 2007, luego de lograr dos medallas áureas de forma individual y una más junto a su compañero de equipo el debutante Jesús Valdez.

En la prueba K - 2 a 1000 metros, la pareja consiguió una hazaña histórica: colgarse medallas de oro en una especialidad que nunca le había otorgado tales preseas a nuestro país.

El canotaje mexicano conquistó en total 5 medallas áureas en Río de Janeiro 2007.



Fuente: Publicado por Cristina Sánchez Reyes en Récord. Los 10 más del 2007, Ed. Notmusa, p.57










Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Economía

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad