El Rancho

Fuimos a visitar a mi padrino.

Pasamos varios días en el rancho.

Me prestó su caballo alazán.

¡Como galopé entre las milpas!

El maíz estaba muy hermoso.

Corté elotes tiernitos.

Doña Luz los puso en la lumbre.

Cuando estuvieron asados nos dio uno a cada uno.

¡Sabrosos que nos supieron!

Yo pregunté:

- ¿Todos los elotes se cortan tiernos?

- No, ven al granero. – Respondió mi padrino.

 

En un lado estaban las mazorcas.

En el otro había mucho maíz.

- ¿Para qué quieres tanto? – le dije.

- Mira: Una parte la vendemos a los rancheros.

Otra la utilizamos para hacer las tortillas.

Otra sirve para alimentar a los animales.

Fuente:
Generación 1960. Mi libro de 1° año, Ed. Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, p. 156 – 157.
App CONALITEG Digital. Generación 1960. Primer Grado. Mi libro de 1° año.

 

Comentarios

Lo más popular de la semana

25 Preguntas de Administración

Infografía 4. Mapa Conceptual de Antecedentes de los Filósofos de la Calidad